Ya es oficial la nueva consola Xbox One S. Microsoft hizo el anuncio en el marco del a conferencia E3 en Los Ángeles, en la que comenzó haciendo un reconocimiento a las víctimas de la masacre de Orlando, las palabras fueron ofrecidas por la cabeza de la división Xbox Phil Spencer.

Varios fueron los anuncios sobre la llegada de la nueva consola Xbox One S, pero los primeros de ellos es que se trata de una unidad definitivamente más pequeña y está a casi la mitad del grosor de su antecesora.

El color seleccionado para esta consola fue el blanco, además el diseño fue pensado para utilizarla en dirección vertical y horizontal. Los sensores infrarrojos de los controles fueron distribuidos para lograr una mejor recepción de la señal, además colocaron en el frontal uno de los puertos USB y eliminaron el puerto Kinect.

Otras de las novedades es que esta consola tiene soporte para video 4K, pero hablan que solo para video, bien sea de un disco blu-ray o para contenido de Netflix, cuenta también con soporte para video de ultra definición y videos grabados en HDR.

La capacidad de almacenamiento de la Xbox One S también se renueva, esta consola presenta una versión con 2TB de capacidad, próximamente serán anunciadas las tradicionales de 1TB y 500GB.


 

Usar Cortana en la Xbox: las claves


 

Incorporaron dos controles inalámbricos incluidos de fábrica, que cuentan con algunos ligeros cambios, como un mejor agarre en los gatillos posteriores y conexión bluetooth que le permite conectarse a un ordenador. La alimentación interna de energía por fin se materializó en esta versión, algo que los usuarios venían pidiendo desde otras versiones previas.

El precio inicial para el mercado incluyendo el europeo es de 299 euros y llegará en el mes de agosto, luego estarán disponibles las versiones de 1TB y de 500GB  en 349 euros y 299 euros respectivamente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.