Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

GizTab | July 23, 2019

Scroll to top

Arriba

0

Cómo elegir el mejor portátil para la edición de vídeo

Cómo elegir el mejor portátil para la edición de vídeo

Si te interesa el mundo de la edición de vídeos, ya sea como amateur o profesional, notarás que las herramientas y programas que necesitas para hacer este trabajo consumen muchos recursos en el ordenador. Por ello, para este tipo de proyectos es esencial contar con un equipo potente. Y no necesariamente debe ser uno de sobremesa, ya que aunque se suele creer que estos son los únicos que pueden tener un alto rendimiento, no es así. Realmente hay muchos portátiles perfectos para la edición de vídeo. No obstante, debes tener en cuenta que elegir un buen ordenador portátil para editar vídeo es un tema complejo. Y es que no te servirá cualquier equipo básico, como sí que puede ser el caso de los mejores portátiles para estudiantes, por ejemplo. Si es para editar vídeo, el portátil debe contar con una serie de características que te ayuden a maximizar el rendimiento del trabajo. Por ello, para ayudarte a tomar esta decisión, hemos preparado esta guía con algunas claves que te ayudarán a elegir el equipo más adecuado para ti.

¿Windows o Mac?

Esta es seguramente la primera pregunta que te harás al momento de buscar un portátil para edición. Por fortuna, hoy en día los mejores programas para edición de vídeo están disponibles en ambos sistemas operativos y en los casos que no, existen muchas alternativas de sustitución. Por esta razón, el software no será un problema en la elección. El rendimiento es lo que más preocupa al momento de buscar un equipo de este tipo. Los ordenadores Mac son considerados los más potentes para trabajos exigentes como la edición de vídeo. Sin embargo, los ordenadores portátiles con Windows también tienen suficiente potencia para hacerlo, tal es el caso del HP Envy, que además cuenta con un diseño elegante y ligero, y te da la versatilidad que un sistema operativo como Windows ofrece.

En cualquier caso, es esencial que antes de tomar una decisión evalúes la complejidad del tipo de proyectos que realizarás. Así podrás explorar los diferentes softwares que necesitas y por ende la compatibilidad con los equipos que te interesen. Vamos a repasar esas claves en que debes fijarte para comprar el mejor portátil para edición de vídeo

Procesador para editar vídeos

Este es uno de los principales elementos a considerar. Y es que dependiendo del rendimiento del procesador, tendrás mayor o menor velocidad. Específicamente mientras más alta sea la velocidad del reloj del procesador, mejor será el desempeño del equipo. Por ello, lo recomendable son los modelos que van desde los 2,8 GHz los más básicos hasta los 3,8 GHz los buenos, pero los mejores son los que superan los 4,0 GHz, aunque realmente las cifras cambian de manera regular, según se actualiza la tecnología y los requerimientos de los propios software de edición.

Pero la velocidad no es lo único que debes considerar respecto al procesador: Los núcleos también son importantes. Lo recomendable es elegir al menos un chip Intel i5, aunque si es i7 o i9 mejor, solo que mientras más avanzado, obviamente es más caro. Los i5 y los i7 son buenas opciones y ambos son de cuatro núcleos. Esto es esencial ya que cuantos más núcleos tenga, la realización de tareas simultáneas será más eficiente, algo bien importante cuando se trata de edición de vídeos.

Disco duro

Elegir el disco duro correcto también es una decisión clave cuando se trata de portátiles para editar vídeos. En este sentido hay dos aspectos a considerar: la velocidad y la capacidad de almacenamiento. La velocidad, por su parte, es importante ya que es el disco duro donde se almacenan todos los programas que vas a utilizar para la edición. Si el disco duro es lento te tomará más tiempo hacer operaciones básicas para la edición como abrir programas y exportar imágenes. Es precisamente por esta razón que lo más recomendable es apostar por un disco SSD para la edición de video. Estos son mucho más rápidos que los HDD y menos propensos a fallar. Y si bien pueden ser un poco más caros, merece la pena la inversión que suponen.

Asimismo debes considerar el tamaño del disco. Recuerda que los archivos de audio y video suelen pesar más que los archivos de otro tipo, por ello lo mejor es optar por modelos con capacidad de 500 GB o más. Gracias a esto podrás editar todo tipo de proyectos y volcar tus imágenes en el ordenador portátil sin problemas y sin tener que utilizar un disco duro externo.

Memoria RAM para edición de vídeo

En un portátil para la edición de vídeo la memoria RAM juega un papel fundamental. Y es que esta es la que utiliza el procesador para trabajar con los datos ordenador. Mientras más memoria RAM tenga el equipo, mayor será la información a la que podrá acceder de manera simultánea. Si este intercambio se da de forma rápida, sin tener que esperar a que el sistema la cargue del disco duro, el proceso de edición será más veloz.

Los expertos en el tema suelen coincidir en que lo mínimo recomendado es 8 GB. Si quieres ir un poco más allá, puedes apostar por un modelo con una RAM de 12 GB o de 16 GB. Es importante que no supongas que puedes comprar un portátil con poca memoria y después actualizarla, ya que no todos los equipos permiten esto, así que mejor comprar un ordenador que venga de serie con una buena RAM.

Tarjeta gráfica para editar vídeo

Otro aspecto que no puedes pasar por alto para la edición de vídeos es la tarjeta gráfica. Hasta hace un tiempo, lo más importante era el procesador y la memoria RAM, ya que programas como After Effects o Avid hacían uso de estos elementos para renderizar el vídeo. Hoy en día, ya no es así: Los sistemas para edición de nivel intermedio ahora descargan gráficos desde el procesador hacia la tarjeta de gráficos. Gracias a eso el procesamiento se hace más rápido y eficiente.

Además, debes tener en cuenta que algunos programas de edición de video aconsejan tener o incluso exigen una tarjeta de gráficos dedicada y hasta una en específico. Por ello, es importante que tengas claro con qué software vas a trabajar para asegurarte de que el equipo elegido sea compatible en todos los sentidos. Las especificaciones más importantes de las tarjetas de gráficos a considerar son la velocidad de reloj de GPU y los cuadros por segundo (FPS).

Ahora, bien, a la hora de elegir la tarjeta gráfica también es útil detenernos a mirar la compatibilidad con los software de edición más comunes, los que probablemente vayas a usar. Y es que hay que fijarse por ejemplo en los protocolos que usa el software a la hora de procesar la imagen mediante la ayuda de hardware, y entra en el juego una palabra clave: CUDA. Es el protocolo de NVIDIA y suele ser compatible con la mayoría de los software de edición de video, así que siempre verificando que sea el caso del software que vas a usar, lo ideal es pillar un ordenador con una tarjeta gráfica NVDIA. En esto puede estar gran parte de ahorro de molestias y de tiempo a la hora de renderizar los proyectos que edites.

Puertos

Asimismo debes considerar la cantidad de puertos que tenga el ordenador portátil, ya que con la edición de vídeo es común conectar dispositivos externos como discos duros o monitores. Por tanto, antes de elegir un modelo es recomendable asegurarse de que incluya varios conectores. Hoy en día es importante que las entradas USB sean 3.0., ya que así podrás acelerar el proceso de edición. Y es que muchas veces hay que transferir una gran cantidad de datos y con una conexión 2.0. el proceso será más lento, y como hemos dicho, queremos fluidez a la hora de editar.

Sonido

Lo usual es estar al pendiente de elementos como el procesador y la tarjeta gráfica, pero el sonido también es un aspecto a considerar en la edición de vídeo. Si el contenido con el que vas a trabajar involucra música o sonido, será importante escuchar con precisión. Por esta razón el sonido deberían ser de calidad. Claro que muchos editores prefieren usar auriculares, pero aún así es aconsejable prestar atención al sonido del equipo.

Pantalla

La calidad de la pantalla condiciona tu experiencia de uso. En este caso lo más importante es la resolución. Para la edición de vídeo esta debe ser de al menos 1920×1080 píxeles, lo que se conoce como Alta Definición (HD). Otra alternativa que se está haciendo popular en la resolución 4K, que es una pantalla de 3840×2160 píxeles.

Una buena opción de este tipo es el HP Spectre x360, que además de ser convertible, tiene una pantalla táctil 4K. Este es un modelo que puede ser recomendado para quienes necesitan editar y reproducir contenido con esta resolución. Por otro lado, aunque no tiene que ver con la resolución, se aconseja elegir un modelo que cuente con protección ante golpes y arañazos como Corning Gorilla Glass.

Como cualquier otro equipo es importante que te fijes que cuente con una buena autonomía, ya que si bien puedes trabajar con el equipo conectado, lo mejor es que no tengas que depender de un enchufe. Si tienes este y los demás aspectos en cuenta al momento de elegir un ordenador portátil para editar vídeo podrás comprar un equipo realmente eficiente para ti.

Elena Perez

Submit a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Video juegos

Las 5 claves que hacen especial al Wiko View 3

22/07/2019 |

Tras probar el Wiko View 3 compartimos nuestras opiniones: un móvil que por relación calidad precio bien merece la penaEntérate

Lo bueno, lo malo y lo feo del Samsung Galaxy Watch Active

15/07/2019 |

Resumimos las claves del Samsung Galaxy Watch Active después de unas semanas de uso para que decidas si comprar o no este smartwatchEntérate

Samsung Galaxy A50, opiniones: Un móvil interesante

05/07/2019 |

Probamos el Galaxy A50 de Samsung y compartimos aquí nuestra opinión: Lee en detalle antes de invertir en este smartphoneEntérate