BANNER CECOTEC

Las barras de sonido se han convertido en el complemento perfecto de nuestros televisores ya que nos ayudan a disfrutar de una experiencia audiovisual completa y envolvente. Así como hemos hablado de lo que hay que mirar para elegir el mejor TV calidad precio del mercado, ahora te contamos todo lo que debes tener en cuenta para comprar la mejor barra de sonido 2020.

Cada vez ocupan menos, tienen un diseño más elegante y su conectividad nos ofrece posibilidades propias de los cines. No obstante, en el momento de decidir qué barra de sonido se ajusta más a nuestras necesidades, nos surgen dudas en cuanto a la potencia, frecuencia de las ondas o a las especificaciones que debemos tener en cuenta para disfrutar con la máxima calidad de sonido todo tipo de contenido.

“Actualmente, los usuarios se inclinan más por la compra de paneles de grandes pulgadas y contratan más de una suscripción de contenido bajo demanda para ver series y películas en streaming, por lo que el sonido está cobrando gran importancia. Además, dada la situación actual, pasamos cada vez más horas en casa viendo el televisor por lo que los usuarios demandan una experiencia de cine en su hogar”.

Alberto Domingo, Smart TV & Audio Marketing Manager de LG España

Las barras de sonido pueden reproducir un 50% más de frecuencias de sonido que un televisor y aumentar la experiencia auditiva, una gran diferencia palpable desde el primer momento que visualizamos un contenido con y sin barra de sonido. Pero ese dato no refleja, enteramente, lo importante que es adquirir un dispositivo de estas características. Según Alberto Domingo, “las barras de sonido son capaces de reproducir un 95% de los sonidos que el ser humano puede percibir en su día a día”, ofreciendo de esta manera una experiencia auditiva real y envolvente.

Elegir la mejor barra de sonido

Las barras de sonido pueden reproducir un 50% más de frecuencias de sonido que un televisor y aumentar la experiencia auditiva, una gran diferencia palpable desde el primer momento que visualizamos un contenido con y sin barra de sonido. Pero ese dato no refleja, enteramente, lo importante que es adquirir un dispositivo de estas características.

Por ello, es imprescindible realizar un análisis de las prestaciones más destacadas para saber qué barra de sonido adquirir y saber qué se ajusta más a nuestras necesidades personales y al tipo de contenido que queremos ver.

La frecuencia del sonido

Cuando nos disponemos a comprar una barra de sonido, solemos tener más predilección en la potencia del dispositivo que en otras cualidades del sonido las cuales son las realmente importantes. “Muchos tenemos la idea errónea de que la calidad del sonido depende directamente del volumen de este, pero pocos nos fijamos en la frecuencia o el conjunto de sonidos emitidos”, comenta Alberto Domingo.

El sonido que escucha el ser humano oscila entre los 20Hz y 20.000Hz, pudiendo diferenciarlo hasta en 10 octavas. Si lo extrapolamos al emitido por los televisores y las barras de sonido, observamos que los televisores únicamente pueden ofrecer frecuentas entre 200Hz y 12.000Hz, mientras que un equipo completo de barra de sonido y subwoofer puede reproducir casi todo el rango que percibe el ser humano, hasta el 95% comentado anteriormente.

El tipo de frecuencia, además, nos permite obtener multitud de tipos de sonido que, en películas y series, se entremezclan para ofrecer un espectro de lo más completo. En las frecuencias más bajas solemos encontrar sonidos muy graves, tales como las explosiones, bajos o estruendos, que en ocasiones sentimos directamente sus vibraciones en nuestro cuerpo. Para este tipo de sonidos, es importante contar con un subwoofer capaz de mover mucha cantidad de aire vibrando a baja velocidad.

Por otro lado, las altas frecuencias actúan en sonidos mucho más agudos. Es necesario contar con altavoces que puedan vibrar de forma rápida y precisa sin romperse, ya que tienen que soportar entre 10.000 y 20.000 vibraciones por segundo. Las barras de sonido cuentan con los denominados tweeters, especializados en reproducir frecuencias muy altas. “La importancia de contar con amplificadores y altavoces capaces de reproducir correctamente estos sonidos más armónicos, determina en gran medida la calidad del sonido, mucho más que el volumen en sí del sonido que se esté reproduciendo”, subraya Alberto Domingo.

Las pistas de los canales

Ya hemos visto que adquirir una barra con una frecuencia de sonido completa mejorará nuestra experiencia audiovisual, pero no debemos quedarnos ahí. Si nos fijamos en el dorso de una carátula de una película o en la información de un contenido en streaming, suele especificarse cuál es su formato de audio y en cuántas pistas se ha grabado. Pero ¿qué quiere decir que una película o serie se ha grabado en 5.1 o contiene un sistema Dolby Atmos?

Si nos centramos en la primera terminología, la respuesta es muy sencilla. “Una película grabada en 5.1 quiere decir que el sonido se ha repartido a través de 5 canales o pistas diferentes, por lo general en este orden: Canal L (izquierdo), Canal R (Derecho), Canal C (Central), Surround L y Surround R”. Para disfrutar de un contenido en su máxima plenitud y obtener una experiencia totalmente inmersiva, según Alberto Domingo, debemos escoger una barra de sonido que ofrezca como mínimo este número de canales. Además, en algunos modelos, se pueden incluir dos canales extra traseros que nos permitirán convertir nuestro equipo de audio en 7.1 y ampliar el espectro de nuestra experiencia sonora.

Otros de los sistemas que tienen relación con los canales del sonido y que añaden un plus de calidad en la reproducción del sonido es Dolby Atmos. Este formato no especifica un número concreto de pistas, sino que el audio lleva codificada información sobre el posicionamiento y desplazamiento de los objetos, y el sonido se adapta al número de canales de tu sistema o barra de sonido. El sistema, al apoyarse sobre todo en unos altavoces verticales adicionales que apuntan hacia el techo, permite crear una atmósfera envolvente y precisa para vivir cada escena lo más realista posible. Otros formatos que mejoran la experiencia auditiva y amplían la compatibilidad con todo tipo de contenido son DTS, DTS HD, DTS-X o Hi-Res.

La potencia también es importante

Aunque en un inicio hemos comentado que la potencia no es la única prioridad a la hora de elegir una barra de sonido, sí que tiene relevancia si lo que queremos es obtener un audio potente y de calidad. “Está claro que no es lo mismo sonorizar un salón de 20m2 que uno de 40m2, tanto por el tamaño de la barra de sonido en relación con la pulgada de nuestro televisor como por las dimensiones del emplazamiento”, comenta Alberto Domingo. Por esta razón, algunas de las barras de sonido de LG incluyen un modo Room Calibration, que hace que la barra de sonido se auto ecualice y configure la intensidad de sus diferentes altavoces de manera automática en función de la sala. Hay que recordar siempre que, cuando se realiza una calibración de este estilo, la barra no se centra en el salón en sí mismo, sino en conseguir el mejor sonido en la zona específica donde nos colocamos a ver el contenido de manera habitual.

Además, la potencia del dispositivo, en ocasiones, está directamente relacionada con su cuerpo, pero “no debe echarnos atrás el hecho de que una barra de mayor potencia pueda llegar a molestar a los vecinos, ya que siempre podemos regular el volumen adecuado a cada situación”, añade Alberto Domingo. Analizando esta especificación, observamos que una barra de sonido con una gran potencia a un volumen moderado producirá menos distorsión acústica que una barra de menor potencia a un volumen más alto.

Por último, no hay que olvidar que estos dispositivos también cuentan con funcionalidades de conectividad que nos permiten obtener una experiencia completa e inteligente. Las barras de sonido de LG cuentan con Asistente de Google, que al estar conectada a tu red wifi y previamente configurada, podrás interactuar con ella por voz para obtener respuestas, organizar tu agenda, e incluso controlar dispositivos externos compatibles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.