El mundo de la robótica podría dar un gran giro próximamente con un nuevo material híbrido que combina el metal rígido con la espuma de goma blanda todavía porosa. Se trata de un material que pudiera permitir que los robots alteren su forma en pleno funcionamiento convirtiéndose en algo más, utilizable al instante. Algo muy parecido a lo que hacía Morphing, el villano de Terminator, cuando se derretía, o soportaba balas reconstruyéndose de inmendiato.

La investigación está siendo adelantada por científicos de la Universidad de Cornell, quien promueven el nuevo material híbrido a lo terminator. Ellos plantean que pudiera ser empleado incluso en el área de transporte, pudiendo un avión modificar sus alas en pleno vuelo y convertirse así en un transporte sumergible justo antes de entrar al agua.


 

Stephen Hawking: La tecnología pone en peligro a la humanidad


 

El profesor Rob Shepherd, quien encabeza el área de ingeniería de la Universidad de Cornell junto a su equipo son quienes desarrollan el material híbrido que combina el metal rígido con la espuma de goma blanda todavía porosa con la intención de lograr tanto la rigidez, como la elasticidad, además de la capacidad de auto-curación con el fin de recuperarse de daños.

El material híbrido está compuesto por una combinación de metal de campo, una aleación blanda que tiene un punto de fusión bajo y está libre de plomo, integrando una espuma de silicona porosa. Logrando producir un material biocompatible.

De acuerdo a un trabajo publicado en el sitio techtimes, el proceso de producción de material se realiza de la siguiente forma: la espuma elastómeros se sumerge primero en el metal fundido antes de ser puesto dentro de un vacío tal que la aleación reemplaza el aire que se encuentra en los poros de la espuma. El tamaño de los poros de la espuma son alrededor de 2 milímetros, y allí está el secreto para que un objeto sea más flexible o más rígido.

Pero el elemento Morphing de Terminator se haría presente cuando el material se deforme en lo que se caliente a más de 144 grados, convertido en rígido de nuevo cuando se enfría, y volver a su capacidad y forma originales con recalentamiento. Para los investigadores un elemento clave es la suavidad, ya que es lo que permitirá que el material Morphing haga de los robots puedan modificar su aspecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.