¿Hay agua en la luna? Puede que sí, puede que no… Son innumerables las referencias poéticas hacia la Luna, ese satélite artificial que nos acompaña cada noche desde el cielo a quienes habitamos este planeta Tierra. Uno de los mitos más populares dice que la Luna es de queso. Pero esta afirmación fantasiosa podría ser cambiada por una más realista pero igual de impensable, pues científicos creen que la Luna podría ser de agua.

O sea, no solo que hay agua en la luna, sino que la luna es de agua … ¡Vaya lío!

Ahora, un nuevo estudio revela que los depósitos volcánicos que se encuentran en la superficie de la Luna presentan una cantidad de agua poco usual, lo que lleva a los científicos de la Universidad de Brown a pensar en la posibilidad de que la Luna podría ser de agua en su interior.


Te puede interesar:
Space X lo hará posible: La luna recibirá sus primeros turistas en 2018


Y es que esto dejaría de lado una de las teorías más aceptadas sobre el origen de la Luna era que se formó de los restos de un objeto del tamaño de Marte cuando golpeó a la Tierra mientras comenzaba a formarse el Sistema Solar. Estos preceptos hacían suponer que el interior de la Luna fuese seco, pues parecía improbable que el hidrógeno que se necesita para formar agua pudiese sobrevivir a las altas temperaturas a las que debió verse inmerso.

Entonces… ¿Qué crees que la luna es de agua, que hay agua en la luna o que todos estamos equivocados?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.