“banner

No te sorprendas si un día llegas a un funeral (o a una boda) y el que esté oficiando la ceremonia sea un robot, pues en Japón estos actos ya están siendo llevados a cabo por robots sacerdotes.

El modelo que tiene esta gran responsabilidad es Pepper, el robot humanoide de la compañía japonesa Nissei Eco, lanzado al mercado en 2015 como un multiempleado que, ahora se le suma la tarea de ser un sacerdote budista.


Te puede interesar:
Confesor Go te dice dónde está el cura más cercano


Según reporta The Japan Times, Pepper es capaz de leer emociones y de cantar sutras budistas en los funerales, ataviado con la vestimenta respectiva y, por ahora, acompañado por un monje budista.

Una gran ventaja de este robot sacerdote es su costo para oficiar ceremonias. En Japón este tipo de servicios cuesta un millón de yenes, algo así como 7.700 euros o 9000 dólares americanos. Con Pepper, el precio se reduce a 50.000 yenes, entre 388 euros y/o 457 dólares americanos. Una opción bastante tentadora para los japoneses que no quieran pagar altos costos por un funeral.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.