“banner

OK Google es una frase que abre más que puertas… Es inteligencia artificial a nuestro servicio. Así que lo que a simple vista parecen pequeñas pantallas con altavoces, son mucho más que eso; tanto el Lenovo Smart Display como el Google Nest Hub permiten a los usuarios comunicarse e incluso interactuar con estos aparatos y poder realizar tareas a través de comandos de voz e incluso controlar productos inteligentes del hogar.

En otras palabras, Lenovo Smart Display y Google Nest Hub os permitirán gestionar vuestro día a día de la manera más eficiente y sencilla, pero, ¿cuál es el mejor para ti?

Desde la entrada de Google Assistant en el mercado en 2016, muchas empresas tecnológicas han desarrollado dispositivos con inteligencia artificial que funcionan como centros multimedia.


Google Nest Hub y Lenovo Smart Display comparten muchas similitudes, pero también ciertas diferencias

Pues bien, como ya os habréis imaginado, hablaremos de los dispositivos que están mejor posicionados en el mercado de los asistentes virtuales caseros y haremos una comparativa entre ambos: Lenovo Smart Display y Google Nest Hub. Más allá de sus diferencias más evidentes, ambos dispositivos comparten muchas características que los convierten en grandes opciones al momento de adquirir un asistente virtual.

Seguramente ya sabréis que el Lenovo Smart Display y el Google Nest Hub son los mejores de su clase, pero si aún no os habéis decidido entre uno u otro, os ayudaremos a encontrar el mejor asistente para vosotros. Lo primero que hay que hacer es intentar contestar tres preguntas básicas:

  • ¿Dónde pretendéis ubicar el dispositivo dentro de vuestros hogares?
  • ¿Para qué váis a utilizar el asistente virtual, qué tipo de contenido váis a disfrutar  principalmente?
  • ¿Cuánto estáis dispuestos a  invertir en este dispositivo?

¿Dónde ubicar el asistente dentro del hogar?

Muchas personas compran un asistente virtual como Lenovo Smart Display o Google Nest Hub para controlar las luces y dispositivos de su casa, otros para ver alguna deliciosa receta mientras cocinan e incluso hay quienes solo invierten en esta clase de aparatos para escuchar, de forma cómoda, algún audiolibro antes de dormir. Lo cierto es que tanto el Lenovo Smart Display como el Google Nest Hub ofrecen estas funcionalidades. Sin embargo, al tomar en cuenta el espacio físico en el que vamos a situarlo, es cuando aparece la primera gran diferencia entre ambas unidades: su tamaño.

Como ya mencionamos, la diferencia más evidente entre el Lenovo Smart Display y el Google Nest Hub son sus dimensiones físicas. Mientras Lenovo Smart Display viene en dos presentaciones, de ocho (8”) y diez (10”) pulgadas, la opción de su competidor Google, el Google Nest Hub, tiene apenas siete (7”) pulgadas.

Es por ello que si el espacio donde queréis ubicar vuestro asistente es, por ejemplo, la mesa de noche o en alguna repisa cerca de la cocina, tal vez el Google Nest Hub sea la opción más conveniente y práctica.

Si, en cambio, disponéis de una mesa amplia o pensáis incluir vuestro asistente dentro de vuestros sistemas de entretenimiento, el Lenovo Smart Display sin duda tiene un tamaño más adecuado para disfrutar de contenido audiovisual. Entonces, sacad la cinta de medición y a calcular el espacio más adecuado para vuestro asistente virtual.

Habiendo definido esto, pasamos a responder la segunda pregunta: ¿Para qué la vas a utilizar?

Por sus mayores dimensiones, el Lenovo Smart Display es más apropiado para superficies más amplias

¿Qué tipo de contenido disfrutaréis principalmente?

Si vuestro objetivo es reproducir películas, vídeos, juegos, tomar fotografías o hacer vídeoconferencias y contenido audiovisual, la batalla entre Lenovo Smart Display y Google Nest Hub la gana el primero. La principal ventaja que tiene el Lenovo Smart Display es que tiene una cámara de 5 megapíxeles y una resolución de 1280×800 píxeles, en el caso de la versión de 8 pulgadas y 1920×1200 píxeles, en el caso de la versión de 10 pulgadas), mientras que la del Google Nest Hub tiene una nitidez de 1024×600 píxeles.

Sorprendentemente, ésta última no tiene cámara. Repetimos, no tiene cámara. Lamentablemente, esto no es una broma. Así que si tenéis pensado comunicaros con alguien a través de vídeo o sois fanáticos de los selfies, pues ya sabréis cuál de las dos elegir.

Ahora bien, si decidís que vais a colocar vuestro asistente virtual en la mesa de noche, os recomendamos el Google Nest Hub, pues además de tener un tamaño adecuado, tiene un conveniente modo nocturno con la opacidad indicada y que no te mantendrá despierto con el brillo de la pantalla. También posee un sensor de color de temperatura ambiental (función de color matching). ¿Y eso qué significa, para qué sirve?

Este sensor , ubicado en el centro, sobre la pantalla del dispositivo, permite que la pantalla se adecúe a la temperatura de la luz de la habitación, por lo que su contamos con una luz amarilla, fuerte, las imágenes adoptarán un tinte y brillo similares. de igual forma si la luz es tenue y azulada, el tono de la imagen se modificará hacia un espectro más frío.

En relación a la calidad de la imagen en ambos dispositivos, sin duda, Google Nest Hub reproduce vídeos e imágenes más nítidas y fieles a los colores reales, aunque el Lenovo Smart Display tiene cierta ventaja por el tamaño y la resolución de su pantalla.

Aunque ambos dispositivos están soportados por la tecnología de Google assistant, el software del Google Nest Hub es mucho más rápido y tiene mejor respuesta que el de Lenovo Smart Display, por lo que algunas funcionalidades touch pueden procesarse con mayor agilidad en el primero. La diferencia no es abismal, pero sí se nota un leve retraso en el Lenovo Smart Display  al recibir alguna orden táctil del usuario.

En cuanto al sistema de sonido, el del Lenovo Smart Display es ligeramente mejor que el de Google Nest Hub, pues posee un altavoz de mayor tamaño y alcance que, además, permite apreciar mejor el rango de bajos. Pero en términos de calidad, son bastante similares, así que si pretendéis utilizar este dispositivo para reproducir música o algún podcast, ambos van a funcionaros a la perfección. 

El Google Nest Hub, al igual que el Lenovo Smart Display, cuenta con un sistema de audio bastante aceptable

Tanto el Lenovo Smart Display como el Google Nest Hub tienen conexión Bluetooth. El primero posee la versión 4.2 mientras que el segundo tiene la versión más reciente, la 5.0. Si bien hemos llegado hasta aquí, comparando funciones y ventajas de cada uno, muchos os preguntaréis: ¿Pero cuánto cuesta un asistente virtual así? Y es cuando llegamos a la pregunta que posiblemente definirá la compra que vais a concretar: ¿Cuánto dinero queréis (o podéis) invertir en unos altavoces inteligentes?

¿Cuánto quieres invertir en este dispositivo?

En este punto, debéis tener una idea bastante clara de cuál de estos Google assistants se adecúan más a vuestras necesidades. Tanto el Lenovo Smart Display como el Google Nest Hub son de los asistentes virtuales más populares y mejores valorados del mercado. Pero sabemos que el precio juega un papel importante al momento de invertir en tecnología. 

El Google Nest Hub tiene la ventaja de tener un precio menor que el Lenovo Smart Display

El precio del Lenovo Smart Display de 8 pulgadas se ubica en 179€, mientras que la versión de 10 pulgadas llega a costar 239€. El precio del Google Nest Hub en su única presentación es de 129€. No hay nada que analizar: El dispositivo de Google gana, sin discusión, la batalla del precio. Pero ¿es suficiente para decantar la guerra de mercado a su favor?

Pues no consideramos que haya ganadores o perdedores. Al contrario, tanto Lenovo Smart Display como Google Nest Hub son opciones que se ajustan a necesidades específicas de cada cliente. Si buscáis algo que os ayude a manejar los dispositivos de vuestro hogar, Lenovo Smart Display y Google Nest Hub os brindan la posibilidad de hacerlo.

Ahora, si el uso principal que os daréis al asistente virtual será consumo de vídeo y audio, es probable que debáis inclinaros por el Smart Display de Lenovo. Su mayor tamaño y resolución facilitan su visualización y disfrute, incluso a cierta distancia.

Sin embargo, si sois de los que aprecian la fidelidad y la nitidez, es posible que prefiráis sacrificar tamaño y ganar en calidad con Google. Si resulta cierto aquello de que el tamaño no importa, la buena noticia es que ambos son productos de altísima calidad y que solo es cuestión de sacar las cuentas de acuerdo a vuestro presupuesto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.