Según el informe de Kaspersky Lab “Desarrollo de las amenazas informáticas en el primer trimestre de 2015”, los ataques maliciosos se han duplicado en este periodo, en comparación con el año anterior.

“Las soluciones de Kaspersky Lab bloquearon un total de 2.200 millones de ataques maliciosos en los ordenadores y dispositivos móviles en el primer trimestre de 2015, que es el doble del número bloqueado en el 1er trimestre de 2014”, han reseñado portavoces de la líder en seguridad, apoyados en los datos de Kaspersky Security Network.

Continuando con las cifras, los informantes han hecho alusión a que fueron bloqueados 469 millones de ataques lanzados desde recursos online ubicados en todo el mundo, un tercio (32,8%) más que en el 1er trimestre de 2014. Sumado a esto, más de 93 millones de URLs únicas fueron reconocidas como maliciosas, un 14,3% más que en el 1er trimestre de 2014; y finalmente, el 40% de los ataques web neutralizados se llevaron a cabo utilizando recursos web maliciosos ubicados en Rusia. El año pasado, este país compartió el primer lugar con EE.UU., acaparando entre los dos el 39% de los ataques web.

En lo que respecta a otros aspectos que han quedado de manifiesto en el estudio de Kaspersky, vale mencionar que en el primer trimestre de 2015, la compañía ha descubierto el ataque de ciberespionaje más sofisticado hasta la fecha: Equation, cuyo grupo, desde 2001, ha logrado infectar equipos de miles de víctimas en Irán, Rusia, Siria, Afganistán, EE.UU. y otros países.

Pero además de Equation, cuyo principal blanco ha sido instituciones gubernamentales y diplomáticas, de telecomunicaciones, aeroespaciales y de energética, entre otras, los diestros de Kaspersky han descubierto que, en el mismo periodo, Carbanak causó daños a cerca de 100 organizaciones financieras, sobre todo en Europa del este, y los daños totales se aproximan a los mil millones de dólares, lo que hace que Carbanak sea la campaña más exitosa que se conoce hasta la fecha.

Y si lo anterior parece poco, los portavoces de Kaspersky han resaltado que durante una investigación sobre un incidente ocurrido en el Cercano Oriente que llevaron a cabo los expertos de la compañía, se detectó que estaba activa una agrupación antes desconocida que realizaba ataques selectivos. “El grupo se llamaba ‘Halcón del desierto’ (Desert Falcons) y es el primer grupo árabe que realiza operaciones completas de ciberespionaje y que, a todas vistas, están dictadas por la situación política en la región”, han ilustrado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.