“banner

¿Has escuchado hablar del Juice Jacking? Sigue leyendo porque tiene que ver con el pánico es lo que sentimos cuando escuchamos el sonido de notificación que viene desde nuestro móvil cuando la batería está en 5% y es ese temor el que nos deja pensar en todo lo que puede ocurrir al conectarnos desde un puesto de carga público. Existe una amenaza latente y se llama Juice Jacking que literalmente te extrae todos los datos de tu móvil para fines delictivos.

Esta alerta fue emitida a través de una nota de prensa de Panda Security donde describen la estafa cibernética que se realiza a través de cargadores llamada Juice Jacking, que se produce cuando los usuarios se conectan a puertos USB o utilizan sus cables USB en puestos de recarga.

Para entender cómo funciona el Juice Jacking sólo debemos recordar que un puerto USB tiene cuatro pines, donde dos se utilizan para cargar el dispositivo y los otros dos para transferir.  Estos USB han sido cargados con un software malicioso que infecta los dispositivos y abre las puertas para acceder al sistema y de esta manera se puedan leer y exportar datos, o también bloquear los dispositivos para luego exigir un pago para restaurarlo.

¿Cómo evitar ser víctima del Juice Jacking?

La primera recomendación que damos es evitar a toda costa utilizar estos puestos de recargas públicos, pero sabemos que en ocasiones eso no es posible.

Toma nota de las previsiones adicionales que puedes elegir para evitar ser víctima del Juice Jacking:

  • Activa la opción en tu dispositivo de sólo carga
  • En algunos móviles te sale un mensaje en la pantalla preguntándote si confías en ese dispositivo, responde que no. Principalmente si el cable USB es de uso público.
  • Lleva una batería externa que te permita recargar el móvil los hay de diferentes modelos y precios.
  • También puedes llevar tu propio cargador y adaptador.
  • En el mercado existen los adaptadores de USB que bloquean la transferencia de datos, pero si permiten el paso de corriente, estos serían los ideales para usarlos en esos puestos de recargas públicos y así evitar ser víctima del Juice Jacking.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.