El gaming y el gambling, además de ofrecer diversión y entretenimiento, también brindan muchos beneficios para el desarrollo cognitivo y la habilidad mental de los jugadores. Estas actividades, injustamente estigmatizadas en el pasado, hoy se han ganado el prestigio que merecen y son reconocidas por la mejora que ofrecen al cerebro. Al igual que otras actividades (e incluso apps), ayudan a desarrollar la mente.

En 2017, investigadores de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC) llegaron a la conclusión de que estas actividades ayudan a la estructura cerebral, aumentan el tamaño de algunas regiones y activa otras, permitiendo que sean más eficientes, como lo puede ser la atención y las habilidades visuoespaciales de las personas.

“Como (los videojuegos) son tan populares, todo el mundo tiene una opinión, pero las negativas suelen carecer de base científica”, aseguró Elena Muñoz, una de las investigadoras de este estudio, que se publicó en la revista Frontiers in Human Neuroscence.

Los juegos ayudan a que los usuarios mejoren su atención selectiva y sostenida. “La atención selectiva nos permite atender a algo que nos interesa sin que los elementos externos nos distraigan y la sostenida, ser capaces de mantenerla… las personas con alta experiencia en videojuegos activan menos esa parte del cerebro correspondiente a la atención con buenos resultados, es decir, su cerebro actúa de forma más eficiente”, explicó Muñoz.

De hecho, la atención es uno de los procesos cognitivos que salen más beneficiados con el gaming y el gambling. La implicación de las redes atencionales durante la actividad se ha vuelto necesaria a la hora de poner en marcha el resto de los procesos. Con esto, los videojuegos y similares han ayudado a mejorar la atención.

Las habilidades visuoespaciales son las que nos permiten reconocer, percibir y manipular los estímulos visuales, a la vez de que coordinamos y navegamos en cierto espacio. La naturaleza del gaming ayuda al desarrollo mental, debido a que ofrecen tareas en las que la interactividad y el aspecto visual son fundamentales.

Precisamente esta actividad ayuda a que se produzca un aumento del hipocampo derecho, una zona cerebral relacionada con las habilidades visuoespaciales. Además, los jugadores de juegos de lógica o rompecabezas (puzzle) han demostrado tener un incremento en la activación de zonas relacionadas con la memoria espacial.

Videojuegos como League of Legends, Overwatch, Minecraft, Counter Strike y World of Warcraft, por mencionar algunos, ayudan al desarrollo cognitivo, incluso algunos de ellos son considerados eSports, lo que se puede traducir como deportes electrónicos y que enfrentan a los mejores, quienes ponen a prueba sus habilidades y ganan variedad de premios.

Juegos de azar benefician a la mente

Los juegos no son exclusivos de los jóvenes y eso lo podemos demostrar en el gambling, juegos de apuestas que también tienen repercusiones positivas en la mente. De acuerdo con el estudio del Dr. Jeffrey L. Cummings, neurólogo y vicepresidente del Departamento de Salud Cerebral de la Universidad de Nevada, el jugar póker ayuda a reducir la posibilidad de desarrollar el Alzheimer hasta en un 50 por ciento.

El póker es un juego de habilidad y estrategia que te permite desarrollar la concentración, el razonamiento matemático y la toma de decisiones, pues muchas veces estos juegos ayudan a armar tus jugadas de la mejor manera o, de ser necesario, retirarse en el momento necesario. 

Más allá del conocido juego físico, existe la modalidad online, disponible en salas de póker online y aplicaciones móviles, la cual ofrece la mejor experiencia y permite a los jugadores aprovechar la tecnología para jugar en prácticamente cualquier lugar con conexión.

En el caso del blackjack, los jugadores pueden aprender las combinaciones de premios de mayor valor, con lo que realizan ejercicios mentales para retener información. Juegos como el bingo también ayuda a mejorar los reflejos del ojo y la mano, con una mejor coordinación.

Todos estos juegos se encuentran disponibles en los casinos online, que ofrecen un servicio similar al juego físico, pero con la ventaja de que pueden conectarse desde prácticamente cualquier dispositivo con acceso a la red (sea computadora o dispositivos móviles como el teléfono celular o tableta) y ayudan de una u otra forma al desarrollo mental.

Los otros beneficios

Existen más ventajas del juego a los procesos cognitivos. Los videojuegos han podido ayudar al aprendizaje procedimental, además de que se genera una estimulación en la motivación, la autorregulación, la confianza en sí mismo y las habilidades sociales.

Los juegos no son exclusivamente individualistas, al punto de que algunos, sobre todo los modos cooperativos, ayudan a consolidar valores como el trabajo en equipo, el respeto y la autosuperación, siempre y cuando sean aplicados correctamente.

Todos estos beneficios ayudan al propio desarrollo de los jugadores, quienes pueden disfrutar de sus juegos favoritos, al tener la seguridad de que los estudios los respaldan como actividades completamente amigables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.