Vender un hijo por un móvil es algo atroz, pero esto fue lo que quiso hacer una pareja de origen chino en internet. Su la meta era conseguir unos 3.000 euros por su hijo de apenas 18 días de nacido, para poder comprarse un nuevo iPhone y otros dispositivos electrónicos.

Este hecho sucedió hace un par de años, en la ciudad de Tong´an, al sureste de china, donde fueron capturados los irresponsables progenitores que querían vender un hijo por un móvil, pero hasta ahora no han sido sentenciados. De acuerdo a un reporte de People’s Daily Online, El padre fue quien intentó hacer la macabra transacción a través de la mensajería instantánea QQ, muy utilizada por los asiáticos, actuación que contó con el consentimiento de la madre.

La negociación estaba siendo pautada por unos 23.000 yuanes y vender su hijo por un móvil nuevo que no se llegó a comprar nunca. De acuerdo a la información obtenida, el pequeño había sido producto de un error, por lo que su embarazo no fue deseado por ninguno de los dos padres.

El bebé fue vendido a un hombre que tenía interés en regalar un nuevo hijo a su hermana y su cuñado ya que no estaban en capacidad biológica de concebir uno propio, pero luego el remordimiento lo llevó a denunciar el hecho, lo que termino por apresar a los padres que quisieron vender un hijo por un móvil nuevo.

El diario chino señaló que al momento de apresar al padre que venía siendo seguido por la policía, tenía intenciones de abandonar la ciudad y dijo que ese niño era adoptado además, que como él, muchas familias en su pueblo enviaban a sus hijos con otras familias por no poder mantenerlos.

El mayor descaro fue cuando señaló que desconocía que vender un hijo por un móvil nuevo era algo ilegal. De acuerdo a estadísticas oficiales cerca de 200 mil niños son secuestrados al año con la intención de venderlos por sitios de internet.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.