Inicio Tendencias ¿Implantes tecnológicos? El futuro de los wearables podría estar bajo la piel

¿Implantes tecnológicos? El futuro de los wearables podría estar bajo la piel

Poco a poco los wearables se han ido adueñando de nuestro mundo y a la vez encantándonos con sus increíbles funcionalidades. Recientemente vimos el lanzamiento del esperado reloj inteligente de Apple, el Apple Watch, y se espera que Microsoft presente el suyo en Navidad, sin embargo, a pesar del poco tiempo que llevan los wearables en el mercado, parece que estos ya están listos para evolucionar.

Sí, la próxima generación de dispositivos portables podría llegar a otro nivel y ya no serían aparatos para llevar en la muñeca sino en el interior del cuerpo. Esta idea, aunque parece más un tema de una película que de la vida real, ya se ha puesto en práctica y ha sido llamada Underskin. Se trata de un tatuaje digital que se implanta bajo la piel de la mano y se carga con el propio calor corporal.

La empresa que ha desarrollado la idea es New Deal Design, la cual también es responsable del diseño de la pulsera Fitbit y del móvil modular de Google, Ara. Gadi Amit, presidente de la compañía, ha dicho que solo se trata de un proyecto conceptual de cómo podrían ser los wearables, aunque indicó que “estas tecnologías estarán bajo la piel en cinco años“.

Si lo pensamos bien, los wearables bajo la piel podrían tener múltiples funcionalidades, mucho mejores que las que ya nos ofrecen este tipo de dispositivos. Con la integración del sistema NFC en ellos se podría utilizar para abrir puertas, registrar las constantes vitales y asegurar el uso de tarjetas de crédito.

New Deal Design ha indicado que este tipo de implantes podría ser el siguiente paso lógico tras los tradicionales ‘wearables’ que ya se llevan en forma de gafas o de reloj y según ellos, pronto podrían comenzarse a ver startups centradas en este tipo de ‘wearables’.

Aunque podríamos sacarle un sinfín de ventajas al implante de ‘wearables’, uno de los puntos más importantes a concentrarse para el éxito de este sistema es el lograr convencer a las personas. El rechazo es precisamente una de las barreras con las que se encontrarían los creadores de dispositivos bajo piel, sin embargo, tampoco parece una misión imposible porque hoy día las personas se hacen piercings y tatuajes sin problema, incluso existen implantes para controlar la de natalidad.

Pero, más allá de las barreras culturales que podrían frenar el éxitos de de este tipo de implantes, quizá el mayor problema al que se enfrentarán estos dispositivos es su duración. Todos sabemos que la tecnología tiene una vida cada vez más corta, y aunque muchos están acostumbrados a cambiar su móvil o su tablet una vez al año, no es seguro que los usuarios estén dispuestos a cambiar sus implantes con la misma regularidad.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.