Un grupo de investigadores en Padua, Italia, está trabajando con un nuevo método para ayudar a las personas adictas a superar sus ansias por las drogas. Se trata de una técnica llamada estimulación magnética transcraneal, utilizada ya en enfermedades neuropsiquiátricas como la depresión.

Según reseña la web technologyreview, los científicos han realizado un estudio con 29 personas adictas a la cocaína. El tratamiento consiste en sentar al paciente en una silla mientras los doctores mueven sobre su cabeza una varita para estimular las ondas magnéticas en la corteza prefrontal. Los resultados han indicado que el tratamiento de estimulación magnética reduce de forma significativa tanto el consumo de la cocaína como las ansias del paciente.

Estos resultados, presentados en la revista europea Neuropsychopharmacology, han comenzado a generar bastante optimismo entre los investigadores de adicciones ya que hasta los momentos no existe ningún tratamiento efectivo para los adictos a la cocaína. También se ha presentado un marco teórico para explicar por qué estimular el cerebro con imanes podría funcionar, esto teniendo en cuenta que a principios de este año se obtuvieron efectos similares en un experimento que se hizo con ratas adictas a la cocaína.

Para monitorear los efectos de la terapia y saber si los pacientes estaban consumiendo cocaína, los médicos analizaron la orina de estos y les pidieron que evaluaran sus ansias con una escala del 1 al 10. Como resultado, de 16 personas que recibieron el tratamiento, suministrado una vez al día durante cinco días y luego una vez a la semana, 11 permanecieron sobrios en comparación con los del grupo no tratado, de los cuales solo 3 de 13 lograron permanecer limpios.

“La mejora del paciente es muy clara”, dijo Antonello Bonci, uno de los responsables del estudio. “Se trata de un primer paso hacia la apertura de un tratamiento neurobiológico para la adicción a la cocaína… No tenemos nada parecido para tratar esta adicción más allá de la terapia cognitiva y el apoyo psicológico”.

Otros científicos han señalado que se trata de un estudio pequeño y han acotado que los adictos estaban conscientes de si estaban en el grupo que recibía tratamiento o en el que no. “Uno no quiere emocionarse mucho porque se trata de un estudio muy preliminar”, dijo Rob Malenka, un investigador de adicciones de la Universidad de Stanford. Sin embargo, Malenka aseguró que este intento de tratar la adicción con la técnica de estimulación magnética transcraneal es una “extensión lógica” de la tecnología.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.