La tensión crece entre Asía y Norteamérica; debido a que Huawei demanda a EEUU por restricciones inconstitucionales respecto a la ventas. El argumento de la firma china se soporta en la sección 889 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 2019 por lo que la empresa ha establecido su acción legal en un tribunal federal.

Huawei demanda a EEUU con el objetivo de buscar un fallo declarativo que establezca que las restricciones dirigidas a su empresa son inconstitucionales y así lograr una medida cautelar permanente contra estas restricciones, que permitan entrar los dispositivos de la firma al mercado estadounidense, por ejemplo, el nuevo Galaxy Mate X.


Te puede interesar:
Huawei y Vodafone se unen para implementar la primera red 5G de alto rendimiento


Huawei demanda a EEUU: buscan vender en territorio norteamericano

Plegado del Huawei Mate X

La rueda de prensa en la que se anunció que Huawei demanda a EEUU estuvo encabezada por Guo Ping, presidente rotatorio de Huawei quien señaló que “El Congreso de Estados Unidos ha fallado en repetidas ocasiones al presentar pruebas que respalden sus restricciones impuestas a los productos de Huawei, por lo que nos vemos obligados a tomar esta acción legal como último recurso”.

Huawei demanda a EEUU porque argumentan que esta prohibición no solo es ilegal, sino que también impide a Huawei participar en una competencia justa, perjudicando en última instancia a los consumidores estadounidenses, aseguran.

Huawei demanda a EEUU en un Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Plano, Texas. Según la reclamación, la sección 889 de la NDAA de 2019 no solo prohíbe a todas las agencias gubernamentales de EE.UU. comprar equipos y servicios de Huawei, sino que también les impide contratar u otorgar subvenciones o préstamos a aquellos que adquieran equipos o servicios de Huawei, sin ningún proceso ejecutivo o judicial.

Desde la perspectiva de Huawei, las medidas restrictivas de la NDAA impiden que la empresa proporcione tecnologías 5G más avanzadas a los consumidores estadounidenses, lo que retrasará el despliegue comercial de esta red y la mejora de sus prestaciones dentro de EEUU.

Ahora que Huawei demanda a EEUU, solo resta ver el resultado de estas acciones dentro de la legislación norteamericana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.