El HP DragonFly es un ultrabook para profesionales con potencia, ligereza y algo un excelente diseño. Este tipo de ultrabook están diseñados para profesionales que buscan eficacia y movilidad en sus equipos antes que diseño, pero desde HP debieron de pensar, ¿y porque no unir las dos cosas? Veamos si lo han conseguido.

HP es una compañía que suele hacer ultrabooks bastante vistosos, pero este DragonFly puede ser de los más atractivos que tenga la marca, aunque no es para todos los bolsillos. Sin embargo, quiénes busquen productividad en movimiento, verán en el HP Dragon Fly una opción ideal, con rendimiento, autonomía, diseño y conectividad ideal.

Tras un par de semanas usando el HP DragonFly te contamos sus claves. Porque aunque es un ordenador caro, podemos estar ante uno de los mejores ordenadores portátiles ultrabook del mercado.

Índice de contenidos

HP DragonFly, diseño

El HP DragonFly es un ultrabook muy delgado (1,61 cm de grosor) y ligero (0.9 kilogramos) con una carcasa en aleación de magnesio y construida en una sola pieza, además de ser material reciclado.

Las bisagras son suficientemente robustas como para permitir abatir la pantalla 360 grados sin notar el más mínimo problema.

Lo más espectacular es la extrema ligereza del equipo, junto con el acabado de la tapa del portátil que casi siempre está impoluto, puesto que no es nada atrayente a que se queden nuestras huellas marcadas, como suele ser habitual en muchos ultrabook premium.

No digamos pantalla, digamos “pantallón”

La pantalla es un panel IPS, resolución Full HD con una reproducción del color del 72% NTFS y un 117% de espacio sRGB, con una proporción de más del 86% de pantalla con respecto al cuerpo.

HP, el fabricante líder del mercado español de ordenadores, ha incorporado en este DragonFly una pantalla que se ve realmente bien, con un brillo que alcanza los 500 nits y con un contraste y nitidez a la altura de lo que te estamos contando. Podemos estar horas devorando contenido multimedia puesto que es una pantalla realmente buena.

Esta pantalla también es multitáctil, algo que ha resultado de nuestro agrado con una agradable sensación de respuesta. Además, incorpora una tecnología llamada Sure View Gen 3, que hace que aquellas personas que se coloquen a nuestra izquierda o derecha no puedan ver el contenido de la pantalla. Eso sí, en este HP DragonFly no incorpora acabados en madera como si lleva el HP Envy Wood.

Pese a ser un ultrabook con unas medidas sumamente ajustadas, HP con la colaboración de Bang & Olufsen, han conseguido integrar unos altavoces en los dos laterales del dispositivo capaces de crear un sonido nítido y potente, que llega a sorprender.

El teclado del HP DragonFly es una auténtica delicia, con un tamaño suficientemente completo, un recorrido de las teclas entre firme y esponjoso y, además sumamente silencioso a la hora de estar funcionando con él.

Por si todo esto fuera poco la retroiluminación, con dos niveles de intensidad, ayudan y mucho a la perfecta pulsación de este.

El touchpad del HP DragonFly tiene una superficie en cristal que permite mover el dedo con mucha comodidad, comuna pulsación bastante buena y muy preciso a la hora de manejarlo.

HP DragonFly, conectividad

Pese a no tener excesivo espacio para albergar una cantidad considerable de puertos, el HP DragonFly cuenta con dos puertos USB-C Thunderbolt 3, un puerto HDMI 1.4, un jack de 3,5 mm para auriculares, un conector de seguridad Kensignton, un puerto USB-A 3.1 y el botón de encendido-apagado del ultrabook.

Es compatible con WiFi 6 (2×2), tiene Bluetooth 5.0 y además la unidad que hemos probado venía con un módem CAT 16 Intel 4G XMM7360 y slot para tarjeta SIM.

El lápiz que incluye el HP DragonFly es un gran añadido. Está fabricado en aluminio con tres botones que podemos programar para realizar ciertas acciones.

El stylus se conecta por Bluetooth, tiene dos botones a la altura del dedo y otro en la parte de arriba, además posee un LED que nos indica el estado de este. La respuesta táctil ha sido realmente buena, sin ningún tipo de retardo ni problema.

Lástima que no haya un lugar en el HP DragonFly para guardar el stylus. Se puede llevar junto con el ultrabook ya que está imantado, pero no nos parece el mejor sistema ya que es muy probable que con algún que otro movimiento, el lápiz acabe descolgándose.

Mucha seguridad

En el HP DragonFly la seguridad y privacidad son sumamente importantes al estar orientado a empresas.

Tenemos un mecanismo para cerrar la cámara frontal de manera manual y así protegernos ante miradas indiscretas.

Incorpora un sistema llamado HP Sure Start, que se ocupa de cifrar nuestra información al arrancar el equipo por lo que, si nos roban el HP DragonFly e intentan sacar información, se encontrarán con que ese cifrado se lo va a impedir.

Además, incorpora sensor de huellas dactilares que ha respondido bien en todo momento y sensor de desbloqueo facial, que también se ha mostrado veloz y preciso.

Rendimiento y experiencia de uso

Para mover el HP DragonFly tenemos el Intel Core i7-8665U con soporte vPro, 16 GB de memoria RAM LPDDR4, la gráfica Intel UHD620 integrada y una unidad híbrida Intel H10 Optane de 512 GB de capacidad, como almacenamiento interno.

El rendimiento en líneas generales es bueno, sabiendo que estamos ante un ultrabook orientado hacia las empresas, por lo que su rendimiento se asocia mucho al tema de ofimática. A partir de ahí, podremos ejecutar algún que otro juego más o menos potente que lo moverá con soltura, aunque cuando ejecutamos programas de tratamiento de vídeo, tipo Adobe Premiere, le cuesta bastante y aquí nuestra experiencia empeora ligeramente.

La batería del HP DragonFly es de 56 W/h con un cargador de hasta 65 W, el cual resulta sumamente ligero y fácil de transportar. Nuestra experiencia con la autonomía de la batería se sitúa en unas 8 a 10 horas dependiendo de si hacemos un uso más o menos intensivo del ultrabook.

El cargador que os comentábamos antes es de carga rápida con una capacidad de cargar en 30 minutos prácticamente el 50% de la batería, llegando a la carga completa en dos horas aproximadamente.

Aparte de ser un ultrabook con el que podremos funcionar sin problemas de rendimiento puesto que, salvo con tareas muy específicas con el resto puede con soltura, su gran punto fuerte es lo manejable que resulta y lo como que es llevarlo a cualquier sitio.

Conclusión

Después de varios días probando el HP DragonFly nuestra conclusión es que estamos ante un ultrabook de mucha calidad de fabricación, con una ligereza que permite llevarlo durante horas en la mano o en un bolso, sin preocuparnos por ningún tipo de dolor de ninguna de nuestras articulaciones.

Además, su potencia nos va a permitir funcionar con todos los programas orientados a la ofimática, ya que es un ultrabook diseñado para eso. Pero esto no quiere decir que tengamos que renunciar a jugar alguna que otra vez o hacer algo de tratamiento de vídeo o fotográfico, aunque aquí si que se le nota que sufre más.

Este HP DragonFly cuesta actualmente algo más de 2.000 euros. Es un equipo algo caro, pero también es cierto que estamos ante un ultrabook con una calidad de construcción y un tipo de público que se suele mover en precios algo elevados.

Nuestra principal conclusión es que es un equipo muy aconsejable para el trabajo y sobre todo si dicho trabajo implica muchos viajes, es ahí donde el HP DragonFly gana muchos enteros. Está claro que no es de los mejores portátiles para estudiantes, sino que se orienta más hacia profesionales.

Rebajas
HP Elite Dragonfly - Ordenador porttil Convertible de 13.3" FHD (Intel Core i5-8265U, 8GB RAM, 256GB SSD + 16GB 3D Xpoint SSD, Intel Graphics, Windows 10 Pro), Azul - Teclado QWERTY Espaol
  • Pantalla tctil FHD (1920 x 1080) de 13,3 pulgadas. Panel IPS eDP + PSR BrightView con retroiluminacin WLED, Corning Gorilla Glass 5 y 400 nits
  • Procesador Intel Core i5-8265U (4 ncleos, 1,6GHZ hasta 3,9GHz con Intel Turbo Boost, 6MB)
  • Memoria RAM de 8GB LPDDR3
  • Disco duro SSD de 256GB PCie NVMe + 16GB 3D Xpoint SSD
  • Tarjeta grfica integrada Intel UHD 620

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.