Toda la plataforma electrónica del hospital Presbyterian Medical Center de Hollywood, California, permanece bajo el ataque malicioso de piratas informáticos con el propósito de recibir 3.6 millones de dólares para liberarlo. Este desafortunado percance ha ocasionado que el personal médico deba mover a los pacientes a instalaciones cercanas, así como trasladar muestras para el análisis de laboratorio, ya que casi todos sus procesos están conectados en la red.

Personal de la institución médica informó que, tras el ataque malicioso, incluso han tenido que recurrir al fax como medio de comunicación, ya que los correos también están en la red secuestrada desde hace una semana por hackers no identificados hasta ahora, reportan en Engadget.

El origen del ransomware (malware utilizado para este tipo de acciones) se desconoce, pero oficiales de la policía de California señalaron que este programa pudo ser instalado por un empleado del hospital que tal vez abrió un enlace malicioso de un correo electrónico sin estar en conocimiento de ello y que a su vez, abrió la puerta al ataque malicioso.

En este sentido, se le pidió a los empleados del centro de salud mantener fuera del sistema todos sus equipos,  hasta tanto se indique lo contrario, ya que pudieran verse afectados por la situación del ataque malicioso. Desde el control de visita de pacientes, análisis de laboratorio, algunos datos de los pacientes y las necesidades de la farmacia se han estado realizando de manera manual, lo que coloca en peligro la efectividad de los servicios.

El problema de seguridad informático fue descubierto hace una semana y el FBI ha hecho esfuerzos por controlar la situación, tarea a la que se han sumado el Departamento de Policía de Los Ángeles y especialistas privados en seguridad cibernética. Aunque las autoridades y trabajadores del hospital están colaborando con la investigación, no se conoce si la institución realizará el pago en caso de no dar rápidamente con los atacantes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.