“banner

En SIMO 2017 conocimos las propuestas de HP para la transformación digital del aula de clases, en lo que explicaban como “el aula del futuro”. El compromiso de la empresa ha estado claro durante los últimos años, en los que ha reforzado su acción en el desarrollo de soluciones orientadas a integrar la tecnología en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Al respecto, Helena Herrero, presidente de HP España y Portugal, ha querido destacar las claves de la apuesta de la empresa en materia educativa:

“No sabemos qué trabajos existirán en el futuro. Sin embargo, sí podemos estar seguros de que la tecnología ayudará a los niños del presente a desempeñar las profesiones del mañana. Por ello, los profesores han empezado a ver con claridad que el uso intensivo que hacemos hoy de la tecnología en nuestra vida cotidiana podía, y debía tener su reflejo en la escuela. De otro modo, las lecciones no conseguirán ya captar la atención y motivación de unos alumnos que viven inmersos en la tecnología desde que nacen”.

Herrero también ha destacado cómo la tecnología fomenta el aprendizaje colaborativo, más allá del mero hecho de asistir al aula de clases, los niños participan de forma activa en el proceso de enseñanza, consiguiéndose mejores resultados formativos. Al respecto, destaca el concepto de que la tecnología ayuda también a los niños a “aprender haciendo”. En lugar de escuchar de forma pasiva lo que les cuente el profesor, pueden trabajar con otros compañeros y aprovechar, tanto los recursos sonoros como los visuales, para ayudarse con representaciones concretas de los conceptos, fijando mejor los contenidos en su memoria”.

Explica que si bien en los cursos de Infantil, los niños se familiarizan con el alfabeto y los números, también aprenden a jugar en equipo y a desarrollar sus habilidades psicomotrices: “A través de dispositivos  resistentes y funcionales diseñados para ser utilizados  por niños en estas edades, pueden aprender de forma natural y progresiva y practicar la escritura a través de elementos tecnológicos  y aprender al mismo tiempo a utilizar los recursos de forma intuitiva”, destaca.

Tecnología y profesores: Una alianza estratégica

En el proceso de enseñanza y aprendizaje, además de los alumnos, los profesores tienen un rol protagónico. Ahora bien, ¿Cómo la tecnología ayuda a los profesores en su día a día? Si bien por un lado Herrero reflexiona sobre cómo la tecnología ayuda al profesorado en la realización de tareas rutinarias como el control de asistencia o el seguimiento del progreso de la clase, lo que les da más tiempo para centrarse en necesidades concretas de cada estudiante, insiste en que “en ningún caso la tecnología reemplaza al profesor, sino que le ofrece nuevas herramientas para contribuir a enriquecer los temas a aprender”.

“La llegada de internet a los colegios supuso una enorme revolución, y los centros educativos están ahora adaptándose a las tecnologías interactivas a través de dispositivos individuales. De cara al futuro, veremos muchos avances en simulación multisensorial, robótica e interacción táctil. La realidad virtual será una realidad común en las escuelas para facilitar el aprendizaje de materias como las ciencias naturales o los idiomas. Cuando estudien el cuerpo humano o el sistema solar, los alumnos podrán “entrar” en estos entornos, moverse libremente y “tocar” los objetos. La enseñanza de ciencias, matemáticas y tecnología se transformará con demostraciones y experimentos prácticos en entornos de realidad virtual. El uso del juego o gamificación en la educación, algo que ya han introducido muchos profesores, será otro elemento clave”

Como conclusión, la presidente de HP en España y Portugal concluye que en cualquier caso, “la tecnología es solo una pieza más del puzle educativo. La tecnología no hace magia por sí sola en los resultados académicos, sino que debe ir acompaña por una inversión y compromiso constante de los centros y, sobre todo, por la formación continua de los docentes para sacar el máximo partido a los recursos digitales”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.