Tu smartphone podría salvarte de un temblor, tan sólo con la instalación de una nueva app que fue desarrollada por científicos de la Universidad de California en Berkeley, la cual recoge datos que usará el acelerómetro de tu móvil. La aplicación lleva por nombre MyShake y lo convierte en un sismógrafo móvil.

La aplicación que está disponible en Google Play, corre en segundo plano consumiendo muy poca energía, recogiendo información que es enviada junto con las coordenadas del GPS al laboratorio de sismología de Berkeley para ser analizada y alertar así a las autoridades, de acuerdo a lo informado por la web oficial de la universidad.

La aplicación del sismógrafo móvil ha sido programada para reconocer la diferencia entre la actividad normal y la acción de un terremoto, de esta manera no enviará falsas alarmas. Sus  creadores informaron que esta app es un 93% fiable a la hora de diferenciar entre la actividad de un terremoto y otros acontecimientos, incluso, puede discernir entre lo que puede ser actividad natural de un terremoto o alteraciones de la tierra por obra del hombre, aseguró el co-desarrollador, profesor Qingkai Kong.

El sismógrafo casero en tu móvil instalado con la app está en capacidad de medir terremotos de magnitud 5 a una distancia de 10 kilómetros o menos. El profesor Richard Allen,  líder de la investigación, aseguró que en los resultados de las pruebas, la aplicación necesita de 300 usuarios en un área de 1.000 kilómetros cuadrados para obtener datos fiables sobre los temblores.

Otro gran logro de este desarrollo es la posibilidad de obtener la localización específica de la alerta. Tu sismógrafo móvil tendrá la facultad de predecir unos 40 segundos antes de que el temblor llegue al área en la que te encuentres. Es más, aún trabajan en el método de alerta al usuario que posee la aplicación instalada para que sea informado sobre el peligro inminente de un terremoto antes de que éste ocurra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.