El grupo tecnológico internacional Giesecke+Devrient (G+D) obtuvo unas ventas de 2.300 millones de euros, manteniéndose así a la par con respecto al año anterior, a pesar de las dificultades habidas en el mercado debido a la crisis sanitaria por el Coronavirus. Con sus productos y soluciones, G+D es uno de líderes en el mercado y la tecnología de pagos, conectividad, identidades e infraestructuras digitales.

Al igual que muchas otras empresas, G+D se ha enfrentado a desafíos importantes debido a la pandemia de la Covid-19 durante su último ejercicio. La compañía ha gestionado eficazmente esta situación excepcional centrándose por un lado en asegurar la salud de sus empleados y por otro en la continuidad del negocio. Así mismo, la compañía también ha seguido avanzando en iniciativas estratégicas clave en su cartera de soluciones de seguridad en sus cuatro áreas principales de pagos, conectividad, identidades e infraestructuras digitales.

Entre otras iniciativas, G+D ha invertido en innovación para el desarrollo de una moneda digital para bancos centrales, abordando así y desde las fases más tempranas este proyecto crucial para el futuro de las transacciones de pago. De hecho, alrededor del 80% de los bancos centrales del mundo ya están trabajando en la introducción de una moneda digital o Central Bank Digital Currency (CBDC) y G+D ya está desarrollando los primeros proyectos piloto en este ámbito.

A pesar del entorno económico desafiante creado por la Covid-19, G+D logró controlar sus efectos y conseguir unos ingresos de 2.310 millones de euros en 2020, solo un 5% inferiores al anterior ejercicio. Las continuas restricciones de viajes han tenido un impacto particular, especialmente en lo relativo a la gestión de proyectos importantes y el negocio de servicios.

Según el presidente del Consejo de Administración y CEO de Giesecke+Devrient, Ralf Wintergerst, “a pesar de la crisis hemos demostrado ser un partner fiable para nuestros clientes; en un ejercicio fiscal 2020 desafiante hemos manejado muy bien el impacto de la pandemia global de coronavirus en el negocio y mantenemos puesta nuestra mirada en un mayor crecimiento”. “El año pasado” -apostilla Wintergerst- “establecimos los objetivos de desarrollo adecuados para G+D e invertimos mucho en nuestra cartera de soluciones digitales; en particular, hemos logrado expandir con éxito los futuros ámbitos de aplicación de la tecnología de pago digital y encriptación”.

El resultado operativo de la empresa también muestra una evolución positiva. Concretamente, fue de 153 millones de euros, un 13% superior al del ejercicio previo. Por su parte, el beneficio antes de intereses e impuestos (Ebit) se mantuvo en el nivel alto del ejercicio anterior, con 131 millones de euros. Por su parte, el beneficio neto del ejercicio ascendió a 43 millones de euros.

G+D también ha conseguido aumentar los pedidos recibidos un 6% hasta alcanzar los 2.400 millones de euros, lo que evidencia la relevancia de sus soluciones y su fuerte demanda en todo el mundo. Igualmente, la cartera de pedidos sumó 1.600 millones de euros, por encima de los 1.550 millones de euros del año anterior. 

Por otra parte, G+D continúa invirtiendo en el desarrollo de nuevas áreas de negocio digital y en la expansión de su cartera de soluciones. En 2020 el grupo tecnológico adquirió participaciones en la empresa de software suiza Netcetera y en la empresa de criptoactivos Metaco. En conjunto, el volumen de inversión de 131 millones de euros coincide con el del año anterior.

Para 2021, G+D planea mantener el nivel de ingresos y beneficios del ejercicio anterior. De hecho, G+D ha iniciado el ejercicio con una muy buena posición de cartera de pedidos, aunque la previsión para 2021 sigue sujeta a la incertidumbre causada por la pandemia mundial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.