La cibercriminalidad continúa dilatando su alcance, y las redes sociales se han convertido en escenario perfecto para ello, dado a su millonaria cantidad de usuarios que incluso –a sabiendas o no- admiten apps de software abierto.

Ese flagelo ha generado una serie de nuevas estrategias de los hampones de la Red, basadas en atractivas propuestas, como descuentos, regalos, premios y servicios, entre otros, que harían picar la carnada hasta al más listo.

En ese sentido, merece la pena mencionar a las estafas que actualmente están circulando en estas demandadas plataformas, que además de ser puerta franca a programas maliciosos o servicios de mensajería Premium, son vía para dejar a la vista de desconocidos información confidencial (datos personales y contraseñas).

La supuesta foto

Inspirados en la práctica del phishing, los cibercriminales envían un mensaje al usuario informándole que “alguien acaba de publicar una foto suya”. En el contenido, yace un link que si es pinchado redirige a la persona a una falsa página de inicio de sesión de Facebook o Twitter, en la que si introduce su usuario y contraseña, todos esos datos van a parar a manos del malhechor.

Los tentadores descuentos

Utilizando como tarjeta de presentación el nombre de reconocidas firmas e incluso recreando sus portales oficiales, los estafadores de Internet ofrecen al usuario cupones de descuento –de hasta 500 euros- a cambio de responder una encuesta. Si la persona accede, el siguiente paso es que comparta la promoción y luego deje sus datos para recibir el supuesto vale.

Otras estafas 2.0

Ahora bien, sumado al par de timos anteriores, también están rodando las notificaciones de envío de paquetes, cuyo modus operandi es similar al de los cupones de descuento: Los ciberdelindientes utilizan el nombre de una reconocida empresa de envíos. El usuario es notificado que ha recibido una encomienda a través de un mensaje que lleva consigo un código malicioso adjunto.

Y por otra parte, imposible dejar de mencionar a la notificación por correo electrónico del supuesto mensaje de voz de WhatsApp, que llega junto a un link para descargarlo. Lo real, es que se trata de un malware.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.