BANNER CECOTEC

Quizá os parecerá el título más descabellado de la historia, pero podría suscitarse la situación –y más porque el dato ha corrido como pólvora en la red-

Actualmente, se está comercializando FLIR ONE, una atractiva funda para iPhone dotada de cámara infrarroja capaz de detectar no sólo el espectro electromagnético de los cuerpos, sino que además el rastro dejado por ellos con lo que le podría hacer posible a los malhechores, hacerse con las contraseñas en cajeros automáticos y demás puntos, así como en controles de alarmas en hogares y afines. T

¿Cómo funciona? Pues por las ‘huellas de calor’ dejadas por los dedos al pulsar las teclas del teclado, las cuales muestran claramente el orden de los dígitos.

Claro está, es imposible pensar que quienes desarrollaron este accesorio lo hicieron pensando en que con ello crearían un nuevo modus operandi para delinquir -bueno, tanto así que si paseamos por la web de la compañía y en ningún lado aparece esa oscura funcionalidad-

flir-one-posible-modus-operandi-seguridad

Sin embargo y pese a que hasta los momentos no se ha reportado algún hecho hamponil con la mencionada funda, el ocurrente creativo y ‘fan de lo simple’ Mark Rober -en su canal de YouTube- explicó el cómo marcharía ese ‘inocente dispositivo’ para dejaros desplumados.

Ya estaros avisados. Así que pendientes de cualquier personaje con iPhone que pose su terminal donde hayas terminado alguna operación que ha requerido contraseña.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.