Fitbit es un referente mundial en lo que a pulseras de actividad se refiere. Dentro de su catálogo podemos encontrar la Fitbit Luxe, que llegó al mercado el pasado mes de abril, y la Fitbit Charge 5, esta última anunciada hace pocos días y ya disponible en preventa.

Aunque las dos llegan con un bonito diseño, pantalla a color y múltiples modos para monitorizar actividades y el sueño, ofrecen características diferentes que es mejor tener en cuenta antes de decantarse por una u otra. Si estás interesado en una de las dos, ya sea para ti o para regalar, no dejes de seguir leyendo. A continuación te detallamos cuál es la mejor pulsera de actividad de 2021.

Índice de contenidos

Luxe VS Fitbit Charge 5: Cuál comprar

El diseño es sin duda el principal reclamo de la Fitbit Luxe, una pulsera fabricada para los que quieren una smartband para lucir. Incluye un chasis de acero inoxidable bastante delgado, lo que siempre es un plus a tener en cuenta si eres de los que no se la quitan para nada. Cuenta con unas medidas exactas de 3,7 cm de largo, 1,68 cm de ancho y 1,29 cm de profundidad y un peso de solo 40 gramos.

A la hora de cambiar sus correas tendrás muchos modelos para elegir, pudiendo optar por las típicas de silicona o una más fashion de eslabones dorada, perfecta para cuando quieras vestir más elegante.

A nivel de diseño, la Fitbit Charge 5 también está fabricada en acero inoxidable, aunque es bastante menos pesada que la Luxe (pesa solo 28 gramos). Las dos incluyen una pantalla AMOLED a color. La diferencia entre ambas se puede apreciar perfectamente al hacer un repaso visual. La de la Fitbit Luxe es más alargada y estrecha que la de la Charge 5. Además en esta última se pueden apreciar dos sensores en los laterales del panel. Los sensores EDA y el electrocardiograma, dos de sus funciones más destacadas.

Funciones principales

Como cualquier pulsera de actividad que se precie, las Fitbit Luxe y Fitbit Charge 5 incluyen diferentes funciones para monitorear el estado de nuestra actividad física, sueño, frecuencia cardíaca….

La Fitbit Luxe dispone de funciones de salud y fitness. Encontramos en ella hasta 20 modos de ejercicio o monitorización continua de la actividad. Dispone a su vez de función Recordatorios, que te incitará a moverte cuando pasas mucho tiempo sentado. Te animará a dar unos 250 pasos por hora para no estar continuamente bombardeándote con notificaciones. Lógicamente, todo esto es configurable. Asimismo, cuenta con medición de la frecuencia cardíaca (podrás conocer tu frecuencia cardíaca en movimiento y reposo) y seguimiento de la calidad del sueño. Otras de sus funciones incluidas son función relax (con respiración guiada), así como monitorización de la saturación de oxígeno y de la salud menstrual.

Por su parte, la Fitbit Charge 5 presume de varias funciones de las que carece la Luxe. Se trata del sensor EDA, que se encarga de medir la actividad electrodérmica de la piel para conocer nuestro nivel de estrés. También llega con electrocardiograma o variación de la temperatura de la piel. Con la Luxe comparte análisis del sueño, medición de la frecuencia cardíaca, recordatorios o función relax.

Hay que señalar que las dos son resistentes al agua hasta 50 metros. Tampoco falta la posibilidad de recibir notificaciones para comprobar llamadas, mensajes o WhatsApp. De hecho, la Fitbit Luxe te permitirá leer los Whatsapp y responderlos con respuestas preestablecidas.

Fitbit Charge 5 Vs Fitbit Luxe: Conectividad y batería

En lo que a conectividad se refiere, la Fitbit Luxe incluye Bluetooth 4.2. Eso si, no cuenta con NFC para realizar pagos ni con GPS, dos características que si vamos a encontrar en la Charge 5, y que seguramente sean detalles decisivos para muchos usuarios a la hora de decantarse por este modelo en lugar de por el otro. Por cierto, la Charge 5 también ofrece Bluetooth como forma de conexión.

¿Y qué podemos decir de la batería? Fitbit garantiza hasta cinco días completos de autonomía en la Luxe y hasta siete días en la Charge 5. Como es lógico, estas cifras siempre estarán relacionadas con el uso que le demos. En cualquier caso, ambas pulseras garantizan una duración que no está nada mal si las comparamos con otras pulseras rivales.

¿Cuál es la mejor pulsera de Fitbit?

La Fitbit Luxe se puede comprar a un precio de 150 euros con correa de silicona en colores blanco marfil, negra o rosa orquídea, o de 200 euros con la correa de eslabones dorada. Por su parte, la Fitbit Charge 5 está disponible en preventa a un precio de 180 euros con correa de silicona en colores blanco marfil, negro o azul acero.

¿Merece la pena gastarse 30 euros más por una pulsera de actividad de la marca? La respuesta es si, si quieres que disponga de funciones exclusivas (sensores EDA y electrocardiograma), NFC, GPS o varios días más de autonomía. Pensamos que solo por tener NFC incluido ya merece más la pena.

Ahora bien, si quieres una pulsera con un diseño más cuidado y que quede mejor en tu muñeca (sobre todo si la tienes fina), en ese caso tu modelo es la Fitbit Luxe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.