La tecnología ha aportado mucho en la lucha contra el Coronavirus. Vimos hace tiempo cómo la impresión 3D de empresas como HP se ponía a disposición de las necesidades médicas para imprimir equipos de protección como mascarillas para personal sanitario, por ejemplo. Y ahora es el turno de Fitbit que ha anunciado la creación de un respirador de emergencia, llamado Fitbit Flow, que podría paliar las necesidades de respiradores en pacientes que se compliquen por la Covid-19.

Fitbit Flow es un respirador de emergencia, de alta calidad, asequible y fácil de utilizar, ha obtenido la autorización de uso de emergencia (EUA) de la FDA (Agencia de Medicamentos y Alimentación) para ser utilizado durante la crisis de salud pública derivada de la COVID – 19.

Después de ver la necesidad global de respiradores, Fitbit ha aplicado su profundo conocimiento en el desarrollo de sensores avanzados y diseño de hardware para crear Fitbit Flow, un respirador automático inspirado en la caja de herramientas MIT E-Vent y basado en las especificaciones de los sistemas de respiración de fabricación rápida.

Durante las fases de desarrollo y pruebas, Fitbit ha consultado con los médicos de Oregon Health & Science University que atienden a los pacientes de COVID -19 en el Hospital OHSU y ha colaborado junto con el grupo de trabajo MassGeneralBrigham Center for COVID Innovation en el diseño para satisfacer las necesidades de los profesionales.

“COVID – 19 nos ha desafiado a sobrepasar los límites de la innovación y de la creatividad y a utilizar todo lo que está a nuestra disposición para desarrollar productos más rápidamente que ayuden a los pacientes y a los sistemas de salud que les cuidan (…) Vimos una oportunidad para reunir nuestra experiencia en la fabricación y desarrollo de un sensor avanzado y nuestra cadena de suministro para abordar la necesidad de respiradores y ayudar a marcar la diferencia en la lucha global contra el virus”.

James Park, cofundador y CEO de Fitbit

Cómo funciona Fitbit Flow

El respirador de Fitbit se basa en las bolsas de reanimación estándar, como las utilizadas por los auxiliares médicos, con instrumentos sofisticados, sensores y alarmas que trabajan conjuntamente para soportar compresiones automáticas y monitorización de pacientes. El dispositivo ha sido diseñado para ser intuitivo y fácil de usar, lo que puede ayudar a reducir la presión en el personal especializado, a quienes normalmente se necesita para operar con un respirador comercial. Otros respiradores de emergencia similares varían en la combinación de funcionalidades que ofrecen, pero Fitbit cree que ninguno ofrece todos los atributos de este dispositivo en esta gama de precio.   

Fitbit Flow, el respirador de Fitbit, ha recibido la autorización de uso de emergencia de la FDA

Según New England Journal of Medicine“los hospitales de Estados Unidos ya están reportando escasez de equipamiento necesario para cuidar a pacientes críticos, incluyendo respiradores  y equipos de protección personal (EPP) para el personal médico. Las estimaciones actuales de la cantidad de respiradores en Estados Unidos van de 60.000 a 160.000. Es independiente la estimación que se use, no hay suficientes respiradores para todos los pacientes con COVID – 19 en los próximos meses”.

“Fitbit Flow es un gran ejemplo de la increíble innovación que surge cuando expertos universitarios y de la industria aplican innovación para responder rápidamente a una necesidad importante. COVID-19 es una nueva enfermedad y todavía tenemos mucho que aprender sobre su progresión, tratamiento y potencial recurrencia. Es crítico que desarrollemos soluciones que pueden ayudar a garantizar que nuestro sistema de salud tiene el equipo necesario ahora y en el futuro si se produce un rebrote de COVID-19” afirma David Sheridan,MD, MCR, Assistant Professor of Pediatric Emergency Medicine y codirector de la Emergency Clinical Innovation Oregon Health & Science University.

Fitbit quiera aprovechar su gran infraestructura y capacidad de fabricación que actualmente produce millones de dispositivos cada año para producir grandes volúmenes de estos dispositivos de emergencia rápidamente. El objetivo es suplir con estos dispositivos a los sistemas de salud de todo el mundo que no tengan un número suficiente de respiradores tradicionales. Fitbit Flow está diseñado para ser utilizado solo cuando un respirador tradicional no está disponible.

Fitbit se encuentra en conversaciones con agencias estatales y federales para entender las actuales necesidades de respiradores de emergencia y planea trabajar con organizaciones globales y de Estados Unidos hoy y anticiparse a futuros rebrotes del virus.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.