El pasado mes de agosto la Fitbit Charge 5 irrumpió en el mercado con nuevas mejoras y funcionalidades. La nueva smartband de la compañía cuenta ahora con un diseño renovado, electrocardiograma y monitorización de SPO2.

Podemos decir que no tiene nada que envidiar a muchos de los smartwatch actuales ni, por supuesto, a otras pulseras de la competencia.

Si te interesa comprarla, pero quieres conocer más sobre ella, no dejes de seguir leyendo. A continuación repasamos las 5 claves de la Fitbit Charge 5.

Fitbit Charge 5 Pulsera de actividad con 6 meses de servicio...
372 Opiniones
Fitbit Charge 5 Pulsera de actividad con 6 meses de servicio...
  • Batería que dura hasta 7 días y sumergible hasta 50 m
  • Compatible con dispositivos a partir de iOS 13 y Android 8.0

Pantalla a todo color, novedades de diseño y batería

Una de las grandes novedades de la Charge 5 la encontramos en su diseño y pantalla. La nueva smartband de la compañía incluye un panel Super AMOLED táctil a color, reforzado por el sistema de Corning Gorilla Glass 3, lo que la hace resistente a golpes y caídas.

Su diseño es atractivo y elegante. Podemos decir que Fitbit ha hecho un gran trabajo sobre todo comparándola con su antecesora, la Fitbit Charge 4. Esta nueva generación está fabricada en acero inoxidable, un material que la hace lucir mucho más premium y que además le aporta un plus de resistencia. Además no hace que suba demasiado de peso (28 gramos).

En lo que respecta a la batería, la Fitbit Charge 5 es capaz de aguantar unos 7 días de uso. Es cierto que no llega al nivel de otras pulseras de la competencia, que prometen una duración de unos 14 días, pero no está nada mal si sabemos hacer un buen uso de sus funciones.

Notificaciones de redes sociales y correo

La Charge 5 es capaz de recibir llamadas y notificaciones de redes sociales y correo. Esto significa que si la enlazamos a un móvil Android podremos contestar con mensajes rápidos. Esto es una gran ventaja a tener en cuenta, sobre todo cuando andamos con prisas y necesitamos dar una respuesta importante a algún compañero de trabajo o amigo.

Electrocardiograma y monitorización de SPo2

Pero el mayor peso de esta pulsera se lo llevan dos de sus funciones incorporadas, la de electrocardiograma y monitorización del nivel de saturación de oxígeno en sangre. Se trata de dos funciones que habitualmente solo están disponibles en algunos smartwatch y que van llegando poco a poco a las pulseras inteligentes.

De este modo, a través de la aplicación ECG podremos conocer nuestra frecuencia cardíaca las 24 horas, disponiendo de notificaciones si estamos por encima o por debajo de nuestro rango personal. La Charge 5 también dispone de sensor EDA para medir el nivel de estrés.

Funciones de salud

La Charge 5 estrena la función Daily Readiness, con la que podremos conocer un poco más sobre nuestro estado de salud. A través de ella el dispositivo mide nuestra calidad de sueño, nivel de actividad, frecuencia cardíaca, y nos da unas métricas para asesorarnos sobre si debemos hacer más ejercicio, o si por el contrario es mejor que paremos un poco y descansemos algo más.

Asimismo, la pulsera incluye EDA, un sensor que mide la actividad electrodérmica de la piel para conocer nuestro nivel de estrés. También ofrece un análisis de los parámetros que han influido en la puntuación, añadiendo sugerencias como un objetivo personalizado de Minutos en Zona Activa. Otras funciones importantes son salud menstrual, para ayudar a predecir los periodos o conocer las fases fértiles estimadas, y, por supuesto, control del sueño.

Por último destacar que la Fitbit Charge 5 es capaz de reconocer automáticamente el tipo de ejercicio y establecer las zonas de ritmo cardíaco. Así, podremos conocer mejor nuestro ritmo cardíaco, y, dependiendo en qué zona este (quemagrasas, cardio o pico), saber el impacto en nuestros entrenamientos.

SmartTrack y GPS integrado

Con el chip GPS integrado, la Charge 5 es capaz de monitorizar 20 ejercicios diferentes, así como de optimizar el entrenamiento con los minutos de zona activa. A su vez, la función SmartTrack permite realizar un seguimiento de la actividad.

Como habréis visto, la pulsera es bastante completa, aunque gana puntos con la suscripción a Fitbit Premium. Con esta podremos acceder a análisis personalizados y a métricas más detalladas. Pero además podremos disfrutar de alrededor de 500 vídeos de entrenamiento y mindfulness.

Si te interesa, la Fitbit Charge 5 puede ser tuya por 180 euros en colores negro, blanco y azul.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.