Todos queremos que nuestros perros tengan la mejor vida posible, razón por la cual hacemos todo lo que está en nuestras manos para asegurar su felicidad, comodidad y seguridad. Este esfuerzo es aún mayor cuando la mascota tiene algún tipo de discapacidad. Es por ello que FiGo es una opción tan emocionante para muchos.

FiGo es una de las sillas de ruedas más geniales que hemos visto para perros que tienen dificultad para caminar. Pero no se trata de un producto que podemos comprar en una caja desde una tienda, sino de un conjunto de instrucciones de impresión 3D y de construcción que los dueños de perros pueden descargar y usar gratis, según indica la web Digital Trends.

Esta silla de ruedas fue ideada por el artista digital canadiense Rickee, quien diseñó la primera silla para un bulldog francés de siete años llamado Anne Murray. La propietaria del perro quería una silla que reflejara la personalidad de su mascota, por lo que acudió a Rickee, quien combinó la impresión 3D con materiales tradicionales para cumplir con el requerimiento. Así, para que fuese realmente acorde con la personalidad de Anne Murray, la silla fue impresa en 3D utilizando conectores de color morado brillante y ensamblada utilizando un marco de tubos de acrílico llenos de purpurina.


¿Wearables para perros? Este chaleco es un traductor de los ladridos


Al diseñar FiGo, Rickee seleccionó materiales fáciles en encontrar en cualquier tienda de hardware o de artículos deportivos. La silla personalizable utiliza una combinación de piezas impresas en 3D y de materiales tradicionales para hacer que la silla sea asequible para cualquier dueño.

FiGo utiliza cinco pares de piezas impresas en 3D, un juego de ruedas, un par de soportes, tubos de acrílico para el marco, correas para sujetar el marco al perro y tornillos para fijar las ruedas. Aunque originalmente fue diseñada para un perro pequeño, el marco y los materiales pueden ser adaptados para un perro más grande usando los cálculos proporcionados por Rickee en un documento de Google Docs.

Por ahora, Rickee está trabajando en el segundo prototipo de esta silla, que incluirá conectores impresos en 3D que tendrán una forma más geométrica y serán más fáciles de imprimir. Todos los diseños fueron hechos usando el software OpenSCAD y muy pronto estará disponible para el público. Rickee espera que el proyecto FiGo vaya más allá del propósito original de ofrecer una silla fashion para un bulldog y se convierta en algo que cualquier dueño pueda utilizar para construir una silla para su perro cuando lo necesite.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.