Instagram y la tienda Nike, están incluidos entre los más de 7.500 sitios en Internet que se vieron afectados por la caída de Facebook el pasado martes -por 90 minutos- ya que dependen de los servidores de la compañía.

En este sentido, expertos de Dynatrace han reseñado que las miles de webs afectadas por el fallo de la red social de Mark Zuckerberg, sufrieron una ralentización de sus operaciones o falta de respuesta durante hora y media; mientras que a la par, los usuarios de Facebook no pudieron acceder a ninguno de sus servicios.

El apagón no se debió a un ciberataque, como se insinuó en otras redes sociales, se produjo por un cambio en la configuración realizado por Facebook y que no funcionó, como posteriormente ha confesado la compañía.

Ahondando en el asunto, los informantes –además de destacar que dicho apagón mantuvo incluso sin servicio a Instagram y afectó a 29 localizaciones geográficas en las que Facebook dispone de servidores- ilustraron que los retrasos comenzaron siendo breves, pero posteriormente llegaron a los 39 segundos antes de que el usuario recibiera el mensaje “servidor no disponible”.

Estas ocasiones son aprovechadas por otras redes sociales como trampolín para comentar la situación. Por ejemplo, Twitter generó rápidamente el hashtag, #facebookdown.

“Uno de los mayores perjuicios, como la tienda de Nike, fue que el usuario desconocía la responsabilidad de Facebook en los problemas. En muchos casos las webs de las tiendas estaban disponibles, pero los usuarios no podían interactuar con ellas hasta que el enlace de la red social se restauró”, han reportado los de Dynatrace, acotando que aunque Facebook ha tenido un fuerte historial de fiabilidad y su última interrupción importante fue hace cinco años y duró 2.5 horas, sucesos como estos ponen de manifiesto la vulnerabilidad de las empresas que dependen de enlaces de terceros a sus portales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.