El flexiworking pasa de ser una moda a ser una necesidad. Así se desprende del más reciente estudio de LinkedIn, en el que se refleja la situación laboral de los españoles tras la pandemia: el 21% ha dejado su trabajo y el 28% se lo ha planteado. ¿La causa? La poca flexibilidad laboral.

Está claro que las prioridades de los profesionales han cambiado: el 58% de ellos afirman haberse dado cuenta de que el trabajo no es su única prioridad, por lo que el 60% prefiere trabajar de una manera más flexible que les permita desarrollarse en otros planos de su vida.

En este punto, los profesionales reclaman nuevas iniciativas en las políticas de trabajo flexibles, que según el 92% de las empresas ya han implementado. Sin embargo, si quieren garantizar el bienestar del empleado, y así retener el talento, deben seguir trabajando en ellas.

Las empresas debemos escuchar a nuestros trabajadores para entender sus miedos y valorar de manera conjunta y empática cómo integrar su actividad laboral en su vida personal de forma natural. Para ello, no podemos perder de vista que las necesidades han cambiado: en este estudio, por ejemplo, vemos que el 48% de las mujeres y el 39% de hombres cree que una mayor flexibilidad favorecería el equilibrio entre su vida profesional y su trabajo. Del mismo modo que el 38% de las mujeres, junto al 27% de hombres, cree que su salud mental mejoraría. Es el momento de buscar soluciones que propicien un ambiente de trabajo de confianza y más productivo”,afirma Rosario Sierra, directora de negocio corporativo de Linkedin España y Portugal

Impacto social, emocional y financiero

La falta de flexibilidad se ha convertido en un problema para los profesionales a distintos niveles y que, en ocasiones, se presenta como un obstáculo mayor para las mujeres. De hecho, una de cada cinco mujeres ha decidido abandonar su puesto de trabajo porque se han visto obligadas a elegir entre cuidar de sus hijos y seguir desarrollando su carrera profesional. Un hecho que afecta casi al doble de mujeres que de hombres y que ha dado lugar a consecuencias sociales, emocionales y financieras a las que tienen que enfrentarse para seguir teniendo la oportunidad de desarrollar su carrera profesional.

Además, cabe destacar que aquellas que han interrumpido su carrera por un tiempo se debaten entre añadir este periodo a su currículum o no, puesto que el 66% de las mujeres encuestadas creen que todavía existe un estigma negativo asociado a este hecho y el 62% de ellas, frente al 50% de hombres, creen incluso que esto las convierte en candidatas menos atractivas para las empresas.

Por otro lado, quienes han decidido disfrutar de las opciones de políticas de flexibilidad laboral se enfrentan a la posibilidad de sufrir una reducción de su salario. Tanto es así que el 63% de los profesionales españoles afirma haberlo experimentado. 

La reducción salarial es, por tanto, una de las diez razones que frenan a los profesionales españoles a la hora de optar por la flexibilidad, seguido de la preocupación por que su alrededor piense que no se esfuerza igual en el trabajo (19%), las horas extra (19%), perder oportunidades de participar en grandes proyectos (18%) o que sus jefes les traten diferente o desfavorablemente (17%). 

El teletrabajo y el trabajo híbrido emergen como alternativas para los profesionales que buscan opciones para trabajar por objetivos, minimizando el presencialismo estéril y buscando facilidades para conciliar la vida profesional y laboral en las profesiones que lo permitan.

Periodista. Mezclo #tecnologia y ciencia que mejora la vida de las personas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.