Como si no fuera poco saber todo lo que pueden hacer los robots, y se hable siempre del riesgo que pueden suponer los robots para algunos puestos de trabajo, ahora resulta que un humanoide podría ser un fuerte contendor en uno de los juegos más populares entre las personas: Un equipo de científicos del MIT desarrolló un robot que juega Jenga.

Los resultados de esta investigación fueron publicados en Science Daily, en el que se pudo conocer que este robot está equipado con una pinza suave, sensor de fuerza instalado en su brazo con un brazalete, y una cámara externa, para poder ver y sentir la torre de bloques de la cual debe extraer, cuando sea su turno, uno de ellos y evitar que se derrumbe la torre.


Te puede interesar:
Zowi, el robot de BQ para jugar y aprender


 

A diferencia de otros robots que han derrotado a los humanos en juegos como ajedrez o Go (que requieren mayor capacidad de estrategia que movimientos), a este robot que juega Jenga le falta mucho camino por recorrer para derrotar a un humano en este juego. Pero eso es lo que menos les interesa a sus creadores, quienes buscan que este robot desarrolle mejor el lenguaje de las fuerzas y las señales táctiles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.