La idea es lograr traducir el lenguaje de señas a palabras mediante un guante inteligente y un grupo de estudiantes uruguayos han estado trabajando para conseguirlo.

El guante inteligente fue desarrollado por tres alumnos de Paysandú (noroeste de Uruguay), en aquel momento con unos 17 años, como trabajo final de un curso de bachillerato que proponía crear una “solución informática integral” para una problemática planteada por los alumnos, explicó el docente.

En ese entonces, la inquietud de los estudiantes surgió de “los problemas que existen para comunicarse con una persona sordomuda”. A partir de esto, los jóvenes indagaron y llegaron a una solución innovadora, que enseguida cosechó premios en clubes de ciencias en el ámbito nacional, reseñan en El Comercio.

¿Cómo funciona este guante inteligente? El usuario tiene que “memorizar” previamente las señas que utiliza, lo que le permite generar movimientos para decir su nombre o su número de identidad. Un punto destacable es que al no poseer ninguna seña “precargada”, la herramienta tiene la ventaja de poder adaptarse a los distintos lenguajes de señas, que varían considerablemente según la región.

El dato: El guante inteligente trascendió las fronteras de Uruguay cuando fue seleccionado para representar al país junto con otros proyectos en la feria internacional INTEL-ISEF en Arizona (EE.UU.), un certamen en el que participaron 1.500 proyectos de 60 países.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.