Con el propósito de proporcionar a pacientes con parálisis cerebral la posibilidad de comunicarse por medio de una tecnología que decodifican las señales eléctricas del cerebro, se ha iniciado una investigación y el desarrollo del prototipo del dispositivo a usar para ello.

Ha sido gracias a la iniciativa de Juan Manuel Hernández, quien a derivado de su proyecto de tesis para obtener el título de Ingeniero en Mecatrónica (por la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería del Instituto Politécnico Nacional, Campus Zacatecas (IPN UPIIZ), en México), este mecanismo de expresión que ha dado a muchas familias un paso a la esperanza de comunicarse con aquellos que ahora se encuentran en dicha condición.

Emotiv EPOC

Así pues, en entrevista realizada por la Agencia Informativa Conacyt, el ingeniero Hernández expuso que su proyecto se basa en la tecnología que decodifica las señales eléctricas del cerebro, llamadas electroencefalografías (EEG), el cual al emplear la interfaz Emotiv EPOC envía una señal a un dispositivo diseñado originalmente como accesorio periférico para consolas de videojuegos, que permite al usuario controlar el desarrollo del juego con el pensamiento, y que ahora visualiza un fin más loable.

Es gracias al apoyo inicial del doctor Horacio Rostro González, académico de la División de Ingeniería Campus Irapuato-Salamanca de la Universidad de Guanajuato, quien permitió el uso de su interfaz Emotiv EPOC y de su laboratorio, que el ingeniero Hernández comprobó que su proyecto era viable. Así pues, en ese laboratorio se efectuaron pruebas de junio a agosto de 2014 con los resultados obtenidos que confirmaron que la interfaz Emotiv EPOC otorgaba el método de lectura de datos que requería el proyecto.

parálisis cerebral comunicación

Este resultado hizo posible que el Consejo Zacatecano de Ciencia, Tecnología e Innovación (Cozcyt) apoyara al ingeniero con 50 por ciento del costo total del equipo para continuar así con el proyecto.

Para comprobar la eficiencia del dispositivo, un paciente masculino de 18 años de edad con parálisis cerebral severa fue el primer candidato para las pruebas del proyecto. Tras una serie de exámenes clínicos previos se determinó que el paciente podía operar sin problemas el Sistema Alternativo y Aumentativo de Comunicación (SAAC), al ser capaz de emitir patrones de señales de EEG a voluntad y de forma perceptible.

En búsqueda de mayor calidad de los resultados, el ingeniero Hernández creó un software para convertir las señales de EEG a comandos mentales y después a emulaciones de pulsos del teclado de una computadora personal, donde se acciona la reproducción sonora de las palabras “sí” y “no”, dependiendo de la acción mental invocada por el paciente. Este esfuerzo de investigación y desarrollo permitió que se obtuvieran resultados positivos con el paciente, quien pudo comunicar las frases “sí” y “no” a voluntad, con 74 por ciento de éxito por evento, en promedio.

Por su parte, Hernández aclaró que la interfaz Emotiv ya había sido utilizada antes para desarrollar un SAAC para personas con parálisis cerebral; sin embargo, no se había aplicado específicamente en pacientes con parálisis cerebral severa.

Emotiv EPOC-Indicó a su vez que con el sistema de comunicación implementado, que incorpora la aplicación del software de su creación, el paciente logró controlar también un videojuego, por primera vez en su vida, al mover mentalmente un vehículo virtual, lo que permitió el inició del proceso de familiarización en el uso del sistema en situaciones cotidianas, como conversaciones sencillas y expresión de deseos.

Actualmente, este estudio está siendo retomado por la doctora Gema Berenice Gudiño Mendoza y el doctor Javier Mauricio Antelis Ortiz, ambos investigadores del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) Campus Guadalajara, quienes analizan el proyecto con el interés de aplicar una tecnología similar con el mismo paciente, para amplificar el sistema de comunicación e incluso mover objetos.

La ejecución de este proyecto para hacerlo una realidad sería un gran avance para la ciencia médica de mano de la tecnología, que permitiría a miles de pacientes en condición de parálisis cerebral manifestar sus pensamientos, afectos y opiniones a través de este dispositivos que, aparte de romper un paradigma más de la ciencia, brindaría una mejor calidad de vida a estás personas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.