La tecnología al servicio de la medicina y la ciencia nos gusta, por ello queremos destacar que un nuevo biosensor puede detectar el síndrome de Down, se trata del defecto de nacimiento con mayor presencia en la gestación y sucede una vez por cada 700 niños nacidos de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidenses.

Pero ahora que este biosensor puede detectar el síndrome de Down las cosas podrían ser muy diferentes, ya que podría tener la capacidad de determinar la existencia del problema en el ADN del feto únicamente con la sangre de la mujer embarazada, permitiendo incluso determinar el grado del defecto.


Te puede interesar:
Esta calculadora que pronostica tus años de vida saludables


Un biosensor puede detectar el síndrome de Down y te decimos cómo

Una prueba de sangre podría detectar el cáncer de páncreas

Según la revista ACS Nano Letters, el síndrome de Down es originado por la presencia de una copia adicional del cromosoma 21 en la cadena de ADN, que hasta ahora son determinables por medio de ecografías y pruebas de biomarcadores en la sangre; aunque con altas tasas de diagnóstico equivocado

Otro procedimiento distinto al biosensor que puede detectar el síndrome de Down es la amniocentesis, un estudio mucho más invasivo ya que el médico debe insertar una aguja en el útero para tomar una muestra directa de líquido amniótico y ciertamente cuenta con un diagnóstico mucho más específico, pero también se trata de un procedimiento de alto riesgo para la vida de la madre y la de su hijo en gestación.

En tercer lugar está el método emergente de secuenciación de todo el genoma, que es muy preciso pero sus precios lo hacen prácticamente inaccesible para cualquier paciente, como también es sumamente lenta la espera de los resultados.

Basados en estos antecedentes, miembros del Laboratorio de Física y Química de Nanodispositivos y Departamento de Electrónicos de la Universidad de Pekín, en China, comenzaron a trabajar en el desarrollo de una prueba rápida, sensible y rentable que pudiera detectar concentraciones elevadas de ADN en el cromosoma 21, pero directamente de la madre y no del feto.

Para lograr el desarrollo del biosensor que puede detectar el síndrome de Down, los investigadores emplearon una serie de biosensores de transistores de efecto de campo basados en una sola capa de disulfuro de molibdeno y en ellos se adhirieron nanopartículas de oro a la superficie.

En estas nanopartículas se inmovilizaron secuencias de ADN de sonda que pueden reconocer una secuencia específica del cromosoma 21 y una vez que el biosensor puede detectar el síndrome de Down provoca una caída en la corriente eléctrica del dispositivo pudiendo encontrar concentraciones de ADN tan bajas como 0.1 fM/L, una tasa mucho más sensible que otros sensores de ADN de transistores de efecto de campo que hayan sido anunciados hasta ahora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.