El estilo de vida y la alimentación pueden definir la edad de nuestro corazón y los riesgos de sufrir ataques cardíacos o derrames cerebrales. Es por ello que la British Heart Fundation, con el fin de crear conciencia sobre los hábitos que pueden mejorar o quebrantar nuestra condición física, ha desarrollado esta Calculadora que puede comparar la edad del órgano vital con nuestra edad real y predecir cuánto nos quedaría de vida, basándose en diferentes datos que incluyen nuestros patrones de comportamiento.

 

Una suerte de test, consulta al usuario sobre valores como su peso, altura, edad y estilo de vida y establece unos resultados, que no buscan asustar al paciente sino hacer un llamado de conciencia para que cada quien lleve a cabo los cambios necesarios que prolonguen su buena salud, o reviertan la mala.

 

Otros datos que son solicitados son niveles de presión arterial y colesterol pero no son obligatorios, sin embargo, suministrar estos números puede llevar a un resultado más preciso de la evaluación. Además, la conclusión de la calculadora puede variar si se agrega información sobre algún padecimiento sufrido por la persona, si tiene antecedentes familiares de problemas con el corazón y si fuma.

 

Cualquier paciente mayor de 30 años puede someterse a esta prueba y saber si la edad de su corazón corresponde con su edad real y sentirse aliviado o comenzar cambiar para tener mejor calidad de vida y longevidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.