Durante el IFA 2015, Sony presentó sus nuevos equipos: el Xperia Z5, el Xperia Z5 Compact y el Xperia Z5 Premium. Una de las grandes ventajas que ha caracterizado a los últimos equipos de la marca es el hecho de ser resistentes al agua y al polvo gracias a la certificación IP68, sin embargo, parece que no hay que confiarse.

Sí, pasa que, aunque el nuevo Xperia Z5 dispone de esta certificación, Sony recomienda no sumergir el dispositivo. En el sitio oficial del producto, la compañía japonesa acotó que aunque se haga promoción a la resistencia al agua del Z5, el contacto con el líquido no es el estado ideal para el equipo.

Por tanto, la empresa advierte que el nuevo producto estrella no debería sumergirse completamente bajo el agua y mucho menos exponerlo al mar, o a sustancias como cloro o bebidas, ya que la garantía del teléfono perdería su validez.

Esta advertencia de Sony no hace preguntarnos si el equipo es o no resistente al agua, y si no es así ¿por qué tiene la certificación y por qué lo promocionan como resistente al agua? Sin duda, la información que suministra la marca contradice la certificación IP68, que indica que efectivamente el móvil puede sumergirse hasta un metro de profundidad sin problemas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.