El uso del sistema biométrico va en aumento y desde hace algún tiempo se ha trabajado en implantarla en los terminales aéreos del mundo. Australia no se quiere quedar atrás y ahora está poniendo en práctica el uso del reconocimiento facial en el aeropuerto de Sydney.

Este proyecto de uso del sistema biométrico en los aeropuertos está siendo llevado a cabo por el gobierno australiano en conjunto con la aerolínea Qantas. Se encuentra en fase experimental y aquellos pasajeros que accedan a formar parte de él, sólo tendrán que mostrar su cara y no su pasaporte para la facturación automática, chek-in de equipajes, acceso al salón y embarque.


Te puede interesar:
Gafas de reconocimiento facial: el nuevo gadget de la policía en China


 

“En el futuro, no habrá más malabarismos con pasaportes y valijas en el check-in y excavar a través de bolsillos o teléfonos inteligentes para mostrar su tarjeta de embarque; su cara será su pasaporte y su tarjeta de embarque en cada paso del proceso”, explicó en un comunicado el presidente ejecutivo del Aeropuerto de Sydney, Geoff Culbert, y que reseña el diario The Australian Financial Review.

Aunque la puesta en práctica del reconocimiento facial en el aeropuerto de Sydney podría mejorar los procesos para el embarque de los pasajeros y hasta extenderse a otros sitios como centros comerciales, algunos expertos cuestionan cómo el gobierno australiano y la aerolínea Qantas harán uso de los datos de los pasajeros. Sólo queda esperar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.