Seguramente que en el futuro los coches serán más que un vehículo, de hecho Bosch asegura que el coche conectado también será tu asistente personal. El hecho de que un automóvil tenga acceso a Internet cambia totalmente la relación entre la máquina y el humano, haciendo la experiencia más segura y menos estresante.


Te puede interesar:
Coche autónomo en España: ¿Para cuándo?


El conductor del coche conectado tendrá acceso una gran cantidad de información y de manera muy precisa, disminuyendo las distracciones y por ende los accidentes. Bosch demostró en el ShowCar 2016 un coche en el que el cuadro de mandos y el panel central se combinan en una pantalla totalmente electrónica.

El contenido de esa pantalla es adaptativo al entorno del vehículo, por ejemplo, si un peatón se acerca desde la derecha una luz emergente sirve de advertencia. La misma pantalla serviría de calendario y podría mostrar todas las preferencias personales del conductor, como su agenda, llamadas, mensajes… todo aquello que requiere gestionar sin quitar la mirada del volante.

El coche conectado del futuro estará conectado con el hogar y desde él se podrán gestionar todo tipo de funciones de la casa conectada, desde el sistema de seguridad, iluminación, temperatura, gestión de electrodomésticos y mucho más. Todo desde este coche podría ser controlado por gestos y comandos de voz, para dejar las manos libres sobre el volante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.