En poco tiempo más de un millón de electores indecisos serán los responsables de decidir el rumbo político del país, pero de acuerdo con Tinámica, los partidos políticos tienen la oportunidad a través del Big Data y el Business Ingelligence de orientar la intención de voto.


Revelan tendencias tecnológicas de Big Data para 2016


De acuerdo con esta empresa española, el secreto está en conocer lo que el electorado quiere para inclinarse por una u otra tendencia y aseguran que el secreto reside en el Big Data, para ello han listado una serie de prácticas que recomiendan para lograr el cometido:

  1. Valorar la acogida de decisiones mediante apps: Durante mucho tiempo se ha hecho ensayo y error para conocer las distintas reacciones del electorado, enviando un “globo-sonda” que permita conocer la posición de un ciudadano, pero ahora, gracias al Big Data y empleando técnicas de analítica avanzada es posible emplear aplicaciones móviles que permitan conocer estas reacciones casi en tiempo real.
  2. Tomar decisiones basadas en la opinión del electorado en tiempo real: Las redes sociales y otros canales de comunicación en tiempo real permitirán que se pueda tomar decisiones al momento para lograr que el elector se incline por una posición específica, esto se logra a través del análisis de datos a gran escala.
  3. Anticiparse a la toma de decisiones: con analitycs es posible conocer con antelación qué decisiones son las que les permiten ganar votos. De esta forma, se pueden contraprogramar actos, discursos y mensajes para adaptarlos a las demandas de determinados segmentos de ciudadanos.
  4. Conocer el perfil de los indecisos: El Big Data también permite saber exactamente qué personas son susceptibles de cambiar de orientación política y, por tanto, abordarlas puerta a puerta para asegurar el voto.
  5. Programar el calendario electoral y las rutas de la campaña: contar con una base de datos que permita acertar respecto a la ruta que se debe realizar en la campaña y localizar la mejor ubicación para los mítines y para optimizar el voto, luego de haber conocido a los electores por medio de esas mismas bases de datos.
  6. Adaptar mejor el marketing electoral: otra de las ventajas que ofrece el Big Data en una campaña es que permite elegir los canales óptimos para el electorado de cada partido, según las diferentes geografías.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.