“banner

Al parecer existe una solución para crear drones desechables que puedan ser utilizados en momento de emergencias sanitarias o durante situaciones hostiles y que su uso no suponga la pérdida de cientos de euros, se tratan de naves pequeñas, no tripuladas y dirigidas por GPS que podrían encargarse de entregar medicinas o alimentos en lugares muy retirados.

De acuerdo con Technology Review, esta propuesta es producto del Proyecto Icarus por su siglas en inglés “Inbound, Controlled, Air-Releasable, Unrecoverable Systems, que ha sido financiado por el departamento de defensa de Estados Unidos, lo que deja claro su intensión de uso en situaciones militares, más que una misión de la Cruz Roja.


Drones “bombardearán” con biblias en Medio Oriente


Este proyecto evaluó que los drones no son efectivos en su regreso una vez que son utilizados para enviar en momento hostiles a una ubicación específica porque su autonomía complicaba el regreso, lo que convertía el uso de esta tecnología en algo muy costoso, por ello pensaron en la posibilidad de crear naves cuyo objetivo sea sólo el de ir.

Serían dispositivos biodegradables, elaborados en cartón resistente y con componentes de vida corta que disminuyen la inversión.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.