Un reciente estudio publicado por la revista Frontiers in Psychiatry asegura que el cinco por ciento de los españoles son adictos al móvil, un cuadro psicológico en el que una persona requiere una permanente conectividad con su dispositivo, creando una dependencia tecnológica.

El estudio va más allá de asegurar que el cinco por ciento de los españoles son adictos al móvil, porque asegura que otro 15 por ciento se encuentra en riesgo de serlo también. El estudio fue elaborado por la Universidad Complutense de Madrid junto con el Hospital Universitario 12 de Octubre, el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga y la Universidad San Ignacio de Loyola de Perú.


Casi 80% de los niños españoles usan Internet con miedo


Existe una actitud constante entre los españoles que son adictos al móvil, ya que sienten cierta ansiedad al dejarlo olvidado en casa o la necesidad de revisarlo a cada instante para verificar la existencia de alguna notificación, incluso estas personas no pueden dejar que suene o que una llamada repique muchas veces.

Pero el estudio que asegura que cinco por ciento de los españoles son adictos al móvil, señala que no se trata de una problemática exclusiva de los jóvenes, ya que las encuestas fueron realizadas a personas dentro del país con un rango de edades de entre los 16 y los 65 años, reflejando que las personas correspondientes al grupo de 45 a 65 años también se encuentran en riesgo de sufrir este trastorno.

El problema de que los españoles son adictos al móvil, es que esta condición interfiere en sus labores, compromisos familiares, salud mental y física ya que produce grandes niveles de estrés por no contar en un caso concreto don el dispositivo cerca.

José de Sola es uno de los autores del estudio y señaló “Históricamente se ha observado que las variables psicológicas de ansiedad e impulsividad anteceden o son predictoras de las adicciones con sustancias; es decir, son factores de predisposición. Esto implicaría que el uso problemático del móvil podría ser considerado una adicción”.

El estudio fue realizado durante todo el año 2014 y contaron con la participación de 1.126 personas a quienes se les midieron diversos factores entre impulsividad, ansiedad, depresión y hasta consumo de alcohol.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.