Desde que surgieron estos activos virtuales, las criptomonedas y Hacienda mantienen una relación bastante confusa para los contribuyentes. Viendo todo el revuelo que las criptomonedas han provocado, no termina de estar del todo claro el cómo declararlas a Hacienda, de forma que no pueda haber ningún problema con ella.

Sin embargo, poco a poco tenemos cada vez más información sobre todo lo referente a las declaraciones de impuestos en este ámbito. ¿Sueles invertir en criptomonedas? ¿No sabes qué regulaciones aplican a este tipo de bienes? ¿Deseas evitar futuros problemas con Hacienda? A continuación despejamos todas tus dudas.

Índice de contenidos

Declarar las criptomonedas: Cuándo

Aunque en España aún no existe alguna regulación tributaria específica para las criptomonedas, Hacienda es capaz de sancionar a los usuarios en determinadas situaciones. Por tanto, es importante saber cuándo es pertinente declararlas y cuándo no.

Tal y como ha informado Hacienda, los intercambios de una moneda virtual por otra, incluyendo las pérdidas o ganancias que esas transacciones generen, deben ser declaradas. Por otra parte, si cuentas con criptomonedas pero no realizas ningún movimiento con ellas, no existe necesidad de declararlas.

¿Cómo hay que declararlas?

Este tipo de declaraciones son relativamente sencillas de hacer. Es importante realizar algunos cálculos dependiendo de las transacciones que hayas realizado con tus criptomonedas.

Los usuarios deben tener en cuenta el valor de transmisión. Aquí se habla del precio por el cual la criptomoneda se vende o intercambia, o el precio de la moneda recibida. De igual forma, Hacienda indica que debe tenerse en cuenta el valor de la compra de la criptomoneda, incluyendo también los gastos devenidos por la operación.

Teniendo en cuenta esto, es importante que incluyas la venta o intercambio de criptomonedas en la casilla 389 de la declaración de la renta. Más concretamente, en el apartado “otras ganancias patrimoniales a integrar en la base imponible del ahorro”.

La mejor recomendación que podemos darte es que dispongas de un listado con todas las transacciones realizadas con tus criptomonedas. De este modo, sabrás con exactitud cuál debe ser el importe que tendrás que declarar.

En cuanto al IRPF o Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas por los rendimientos de las criptomonedas, existe cierto protocolo, como nos explican en Taxscouts: Las ganancias patrimoniales son tributadas de forma escalonada. Dicho de otra forma, los primeros 6.000€ ganados en criptomonedas se pagarían con un 19% de IRPF. Entre 6.000€ y hasta 50.000€, el porcentaje es de un 21%. De 50.000€ en adelante, correspondería un 23%.

Por ejemplo, si obtuviste 10.000€ invirtiendo en alguna criptomoneda, deberías abonar los primeros 6.000€ de esa ganancia a un 19%, dando un total de 1.980€. Al resto de esos 10.000€, es decir, 4.000€, se le aplicará un 21% de IRPF.

Se tiene pensado que para este mismo año se agregue un tramo extra, indicado para aquellos que obtengan ganancias superiores a 200.000€. Este nuevo tramo tributará a un 26%.

¿Cuáles son las posibles consecuencias de no declararlas?

En vista de todo el desconocimiento que gira en torno al tema de las criptomonedas y su declaración ante Hacienda, las sanciones producto de la no declaración son un hecho más que factible.

Aquellos usuarios que no informen sobre sus criptomonedas en el extranjero, recibirán multas fijas de 5.000€ por cada dato o conjunto de datos referidos a cada moneda virtual. En caso de hacer una declaración fuera de plazo, la sanción será de unos 100€ por cada dato o conjunto de datos referidos a cada moneda virtual.

Si bien esta situación ha generado conflictos y han tildado a estas sanciones de ser desproporcionadas, de momento siguen en vigencia.

Las normas tributarias que rigen a las criptomonedas en España siguen sin estar del todo claras para los usuarios que tienen estos bienes. La Unión Europea sigue trabajando arduamente en leyes más justas que ayuden a regular mejor las transacciones de las monedas virtuales. De momento, solo nos queda ajustarnos a lo que hoy se sabe para así evitar posibles problemas con Hacienda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.