“banner

Los crímenes de Internet cada día son más comunes en la web, durante este año se han propagado significativamente los ciberataques. La firma Check Point realizó un análisis de las principales ciberamenazas que se enfrentarán en este 2018, catalogándolo como un año más peligroso en esta materia.

El ransomware y el malware se multiplicaran, este tipo de amenazas continuarán en auge siendo uno de los principales crímenes de Internet. Son múltiples las empresas y personas que han sido víctimas de un secuestro virtual, es posible encontrar grandes ataques orquestados durante el 2018 en el mundo. Son grandes las posibilidades de que los ciberdelincuentes sean cada día más creativos en sus técnicas de extorsión.


Te puede interesar:
¡Atención! Cibercriminales también quieren bitcoins


Otro de los crímenes de Internet, que producen gran preocupación son los que suceden en la nube. El almacenamiento de datos a través de la tecnología cloud es cada día más común en los negocios a nivel mundial. Es importante acotar que la infraestructura de esta tecnología es relativamente nueva, es por ello que posee vulnerabilidades que proporcionan backdoors, que aprovechan los ciberdelincuentes para acceder a la información de las empresas y propagarla a través de las redes con mucha rapidez.

Los 10 delitos informáticos más frecuentes del 2014

Los dispositivos móviles son una pieza esencial en los entornos de tecnología de información, existen fallos en los sistemas operativos tanto de Smartphones como de Tablet que colocan en evidencia la necesidad de que las empresas establezcan  un enfoque más severo en contra del malware, el spyware y otros ataques a estos dispositivos. Dentro de los crímenes de internet, el malware móvil continuará expandiéndose, en especial el bancario.


Te puede interesar:
¡Cuidado! Cibercriminales atacan también en YouTube


La mayor parte de las redes de infraestructuras críticas fueron construidas y diseñadas antes de que los crímenes de Internet representaran un problema de cuidado. Un ataque como el de 2016 contra el servicio de directorio de dominio DynDNS, que afectó a Netflix y Amazon, podría en cualquier momento volver a suceder en la industria.

Cada negocio representa una oportunidad para los cibercriminales, son un objetivo potencial para realizar crímenes de internet en redes empresariales, móviles o dispositivos conectados a la nube. Para poder defenderse de estos crímenes es necesario proactividad e innovación para definir un camino que permita ganar la carrera de la ciberseguridad.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.