Una empresa japonesa ha diseñado una prótesis robótica de un brazo con funciones completas para el agarre de objetos. Su precio es 90% más barato que lo que cuesta un implante similar en el mercado, gracias a lo cual será asequible para muchas más personas.

Los ingenieros detrás de esta prótesis han creado un sistema simple que permite agarrar objetos con facilidad como la conexión cerebral o el movimiento independiente de cada dedo mecánico, sin necesidad de emplear otros sistemas más costosos y complejos.

Gracias a unos sensores instalados alrededor del brazo del usuario es posible la detección de las señales musculares. Además de esto, el ángulo de los dedos puede cambiarse automáticamente en función del grado de expansión y contracción muscular.

Para poder construir modelos más baratos, Exii ha aplicado una mayor simplicidad técnica a sus prótesis, además de haber utilizado impresoras 3D para manufacturar unas 60 partes de la prótesis y de componentes de uso común como motores y microcomputadoras.

Los ingenieros Genta Kondo, Hiroshi Yamaura y Tetsuya Konishi, extrabajadores de Sony y Panasonic, diseñaron su primer prototipo en 2013 llamado “handiii” y en 2014 crearon una versión mejorada llamado “handiii Coyote”. En abril de este año, la empresa resentó su último brazo eléctrico denominado “HACKberry”, el cual obtuvo el premio Good Design 2015, celebrado en Chicago.

Esta prótesis podría desarrollarse a nivel comercial para el año que viene, aunque con el objetivo de aumentar su uso doméstico para el 2018.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.