La aplicación móvil Snapchat ha enganchado a más de uno, pero en especial a los adolescentes, ya que son ellos quienes mayormente encuentran fascinación en el hecho de poder compartir mensajes supuestamente secretos o en código con amigos. Ante este boom, la compañía Gemio ha decidido crear un brazalete social que se suma a las joyas inteligentes del mercado.

Durante el CES 2016, Michael Bettua, CEO y cofundador de Gemio, dijo que probaron el brazalete con unos 50 niños aproximadamente, entre las edades de 9 y 17 años. Casi un 80% de ellos eran niñas, las cuales se mostraron particularmente emocionadas con la mensajería de luz. Según Bettua, eso los hizo pensar que es posible usar las luces como “el nuevo Snapchat”.

“Es una manera diferente de comunicarse con los amigos que más nadie conoce”, dijo Bettua.

Esta pulsera inteligente de Gemio está equipada con sensores de luz que pueden ser programados previamente con diferentes patrones de colores. Estas luces de colores se encenderán cuando otro dispositivo, previamente sincronizado vía Bluetooth, esté en el mismo lugar o cuando reciba algún mensaje.

Esta línea de pulseras puede controlarse a través de una aplicación que permite la activación de “chats”. Lo decimos así porque no es un chat tradicional donde la comunicación se da con palabras sino que se “conversa” por medio de combinaciones de luces de colores, algo parecido a un código morse que solo puede descifrar el círculo social involucrado.

Si bien es cierto que hoy día es demasiado sencillo comunicarse con alguien, sólo basta tomar el móvil o la tablet para decir hola, lo que busca Gemio es ofrecerle a los adolescentes una nueva herramienta para expresarse con estilo propio.

Para quienes estén interesados en este brazalete social, Gemio ha anunciado que tendrá un costo aproximado de 90 euros y que ya se pueden hacer pre ordenes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.