¿Sabías que un cráneo impreso en 3D fue trasplantado a una niña con hidrocefalia? La tecnología de impresión 3D sigue avanzando y los resultados más impresionantes se han visto en el campo de la medicina. Un grupo de médicos chinos logró trasplantar con éxito un cráneo de titanio creado con la técnica de impresión tridimensional a una niña de tres años con hidrocefalia.

Como sabréis, esta malformación genética se caracteriza por la acumulación de líquido cefalorraquídeo, razón por la cual el cráneo se expande a un tamaño mayor del normal. El objetivo de la operación era reducir el tamaño de la cabeza de la menor, que pesaba alrededor de 20 kilos… ¡y transplantarle un cráneo impreso en 3D!

Para el procedimiento de reducción craneal, los cirujanos drenaron la cabeza de la niña y extrajeron 7,5 litros de líquido cefalorraquídeo. Posteriormente le trasplantaron una parte del cráneo impreso en 3D, para lo que se utilizaron piezas basadas en el cráneo de la paciente, hechas de titanio e impresas en 3D. El cráneo facial se quedó intacto.

La operación se llevó a cabo en el Segundo Hospital Popular de la ciudad de Changsha, China, y tuvo una duración de aproximadamente 17 horas. Hanhan, la receptora del trasplante, se encontraba hospitalizada desde el pasado septiembre ya que tenía dificultades para moverse y padecía varios problemas de salud, como una elevada presión craneal, infecciones y problemas de visión.

De acuerdo con las declaraciones del neurocirujano Kuang Weiping a la agencia Xinhua, la niña se recupera satisfactoriamente de la intervención en la que le fue transplantado este cráneo impreso en 3D, aunque aún sigue en observación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.