El concepto de control parental puede parecer algo intrusivo y exigente a priori. Sin embargo, en la era digital en la que vivimos, es totalmente imprescindible para los adultos que lo apliquemos correctamente con nuestros hijos y la relación entre niños y teléfonos móviles. Como padres, tenemos el deber de protegerlos, por eso hay que controlar que no acceden a contenido en Internet que está fuera de su rango de edad. Es necesario evitar que puedan tener un fácil acceso a contenidos violentos, eróticos, o donde se puedan poner en contacto con cualquier persona extraña. Para conseguirlo, es necesario recurrir a alguna herramienta o aplicación como la que vamos a recomendar.

Cuando llegan fechas como las navidades o un cumpleaños, los niños están deseando pedir su primer móvil, ordenador, tablet, smartwach, etc. Esto ocurre cada vez a edades más tempranas, y como padres, antes o después debemos ceder ante estas peticiones. Estos dispositivos tienen muchos beneficios para los niños, y les sirven tanto para el entretenimiento como para su aprendizaje, así como para estar a la última con sus amigos. Pero también tiene su doble cara, ya que pasan tiempo a solas con sus dispositivos y tienen el universo de Internet a su disposición. Esto es algo que tenemos que limitar sí o sí. Te mostramos cómo hacerlo.

Qué es el control parental y cómo aplicarlo

El control parental no se puede relacionar con la censura, ya que es una medida de protección hacia un menor de edad. En estas edades los límites son necesarios, ya que los niños no han alcanzado todavía el grado de madurez necesario como para que puedan decidir lo que pueden ver y lo que no. Evidentemente, no todo está permitido, y es ahí donde entra en juego la figura de los padres en los medios digitales.

Los dispositivos inteligentes tienen muchas ventajas para los niños, por lo que negárselos no es una opción muy aconsejable. Para evitar un uso inadecuado, por ejemplo de un móvil, los padres deben de intervenir en su uso mediante el control parental.

La idea es que el niño pueda utilizarlo para su beneficio para aprovechar todas las herramientas que están al servicio de su desarrollo. En Giztab, ya hablamos sobre cuáles son los mejores smartwatch para niños, como también las tablets ideales para niños. Estas son propuestas de dispositivos que están dedicados especialmente a los menores de edad.

Ahora bien, ¿cómo podemos aplicar el control parental? Muchos de estos dispositivos, sobre todo si están pensados para niños, incluyen herramientas para que los padres puedan poner ciertas limitaciones y restricciones, como por ejemplo, controlar el tiempo de uso. Si necesitas algo más específico hay que recurrir a aplicaciones más especializadas, como la que te proponemos a continuación.

Qustodio: Un app gratis de control parental

La app de Qustodio funciona en la gran mayoría de dispositivos: Windows, Mac, Android, iOS y Kindel. Es la herramienta perfecta para tener controlados todos los dispositivos y saber el uso que se les da a cada momento. Lo más importante para los padres, es que gracias a esta app es muy sencillo establecer los límites de tiempo en cada actividad online. Incorpora la posibilidad de hacer un filtrado web, evitando el acceso a cualquier contenido catalogado de adultos o que resulte peligroso. Todo esto supone un menor drama, si antes se ha negociado y pactado con los hijos para que lo comprendan.

Esta app es una gran aliada para los padres, ya que nos ayuda a que nuestros hijos vean contenido inapropiado, que vivan situaciones de cyberbullying, o que acaben hablando con algún depredador online que se haga pasar por otro niño. Otra de sus funciones es la de evitar la adicción a Internet, a la que muchos jóvenes se ven atrapados hoy día.

Como habrás comprobado, el control parental tiene muchas funciones y posibilidades que podemos aprovechar. Hacer uso de él es nuestra responsabilidad como padres, para que nuestros hijos utilicen de forma beneficiosa, didáctica y saludable sus dispositivos inteligentes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.