Según el Informe de Seguridad Multi-dispositivo en España, realizado por Kaspersky Lab y B2B Internacional, uno de cada cinco internautas españoles asume que sus contraseñas no son valiosas para los ciberdelincuentes.

Los datos han sido aportados por fuentes de la líder en seguridad informática, advirtiendo ante este hecho que las contraseñas son las llaves de entrada a los datos personales de los titulares de la cuenta, a su vida privada, e incluso a su dinero; y si son robadas, las consecuencias pueden afectar no sólo a los usuarios individuales, sino también a sus contactos.

“Por ejemplo, un correo electrónico comprometido da acceso a los estafadores a cada cuenta con la que el usuario se ha conectado, gracias a los mensajes que recibe de notificaciones de registros o de respuestas a las solicitudes de recuperación de contraseña”, han ilustrado, destacando igualmente que una cuenta comprometida en un sitio de redes sociales permite difundir publicidad spam y enlaces maliciosos.

Una contraseña de una cuenta con almacenamiento online ofrece a los ciberdelincuentes la posibilidad de obtener datos financieros y gastar el dinero de otras personas.

En lo que respecta a otros datos emanados del referido estudio de Kaspersky y B2B, vale mencionar que el 54% de los encuestados mencionó las contraseñas entre la información valiosa que no querrían ver en manos de delincuentes cibernéticos, mientras que el 20% piensa lo contrario.

La encuesta muestra que los usuarios a menudo toman el camino fácil al crear y almacenar sus contraseñas.

Por otra parte, solo el 22% de los usuarios tiene una contraseña diferente para cada cuenta, mientras que el 4% utiliza un software especial de almacenamiento de contraseñas. Un 12% escribe sus contraseñas en un cuaderno, un 9% las guarda en un archivo en el dispositivo, el 3% de ellos las deja en una pegatina cerca de su ordenador y el 18% de los usuarios comparte libremente sus contraseñas de cuentas personales con miembros de la familia y amigos.

Mejor prevenir que curar

Frente a este flagelo, los de Kaspersky han compartido una serie de consejos para proteger las cuentas de ingresos no autorizados; entre las que se mencionan, crear una contraseña única para cada cuenta; apostar por una contraseña compleja que no sea fácil de descifrar incluso usando programas especiales; no revelarle las contraseñas a nadie; y guardar las contraseñas en un lugar seguro.

Específicamente, en el último punto, los diestros en seguridad en la Red sugirieron no escribir contraseñas en papel y sí recordarlas o usar un programa especial para el almacenamiento de contraseñas de un proveedor confiable, como Kaspersky Password Manager, que también está integrado en Kaspersky Internet Security Multi-dispositivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.