Conectarse a una WiFi privada sin permiso, aunque esté sin contraseña, es un delito ya que es un servicio que no le pertenece y aún más allá conlleva a serios riesgos de seguridad de acuerdo a información suministrada por Kaspersky Lab.

En primer lugar el riesgo de entrar a una conexión maliciosa es enorme, actualmente los delincuentes instalan este tipo de redes WiFi gratis para que las personas se conecten, ya que si bien es cierto te provee de datos, también entregas tus datos al momento de conectarte y justo allí estás siendo robado sin saberlo.

Si tu entraste otros también lo hicieron, así que puede ser que la red o el sistema de quien cuente con esta red WiFi gratuita pueda estar infectada y termine por dañar tu portátil, tu tablet o tu smartphone, así que a menos que estés seguro de dónde proviene la señal de ese router mejor no te conectes.


Kaspersky Lab: ¿Sabes todo lo que estás compartiendo con Google?


 

La velocidad es otro de los problemas al momento de conectarse a una WiFi que no te pertenece, porque seguramente hay muchos dispositivos conectados a este router: móviles, tablet, TV y múltiples dispositivos que seguramente no te darán oportunidad ni de actualizar una app.

Lo mejor al momento de usar datos con tu móvil será tener un plan de datos y poseer un router propio con una contraseña robusta que te permita controlar tu propia red y así no colocar en riesgo los datos de tu terminal o los de tu familia.

Cómo usar un WiFi público con seguridad

Pero si aún así necesitas usar un WiFi público, el equipo de Kaspersky Lab ofrece las siguientes recomendaciones:

  1. No confíes nunca en redes WiFi que no requieran contraseña. Los cibercriminales suelen crear estas redes para acceder a tus datos personales.
  1. Las redes que piden contraseñas tampoco son del todo fiables. Un cibercriminal puede averiguar fácilmente la contraseña de una cafetería o de un centro comercial y crear un punto de acceso a una falsa red con el mismo nombre.
  1. Desconecta el WiFi cuando no lo estés usando. Esta medida protegerá tus datos y te ayudarán a ahorrar batería en tu dispositivo. Comprueba que este no tenga activada la opción de conectarse automáticamente a una red desconocida. Si la tiene, desactívala. Esta medida también te protegerá de los métodos de rastreo que usan algunas organizaciones.
  1. Al utilizar una red wifi pública no abras tu cuenta bancaria o cualquier otro servicio importante. Opta por utilizar tu conexión móvil.
  1. HTTPS solamente. Algunas páginas web son compatibles con https, que cifra todo lo que se envía y recibe de la página web. Algunos ejemplos son: Google, Wikipedia y Facebook. Si puedes, activa esta opción para todos los servicios más importantes.
  1. Recomendaciones para los usuarios de Google Chrome, Firefox y Opera: si viajas mucho y conectas tu ordenador portátil en cafeterías, hoteles y otros lugares públicos, instala un plugin especial para el navegador, que permite el acceso seguro a Internet.
  1. Plantéate el uso de una red privada virtual o VPN. Se trata de un buen método para proteger tus datos, ya que el servicio VPN cifra todo lo que envías.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.