¿Qué pensarías sobre unas lentillas que prometen darte una visión de superhéroe? ¿Suena espectacular no? Pues resulta que esto no está tan alejado de la realidad… Gracias a las lentillas biónicas. Un optometrista canadiense ha creado unas lentes de contacto biónicas o lentillas biónicas, que no solo corrigen la visión de una persona sino que la mejoran más allá de los límites humanos.

¿Cómo funcionan las lentillas biónicas? Estas lentillas creadas por el doctor Garth Webb proporcionan una visión tres veces mejor que la agudeza visual óptima de las personas. Esta agudeza es medida a través de un método llamado Snellen, que son esas diapositivas con filas de letracas y letrecillas que el oftalmólogo le enseña a los pacientes cuando van a consulta.

El método Snellen puntúa la agudeza visual óptima como 20/20. Los dos números indican una distancia medida en pies y la cifra significa que desde 20 pies (unos seis metros) la persona es capaz de leer lo que una persona con visión perfecta vería desde 20 pies. Esto suena menos redundante si la puntuación que obtenemos es 20/60, lo que quiere decir que a una distancia de 20 pies el paciente es capaz de leer las letras que otro con agudeza visual óptima leería desde 60 pies.

Lo cierto es que estas nuevas lentillas biónicas podrían permitir a una persona obtener una puntuación 60/20, lo que significa que quien use estas lentes podría leer a 60 pies las letras que alguien con visión perfecta lee a 20.

Así funcionan las lentillas biónicas

Si nos planteamos responder a la pregunta sobre cómo funcionan las lentillas biónicas, tenemos que estar conscientes de que las lentillas creadas por el doctor Webb son un poco más complejas que las lentes de contacto regulares que podemos comprar en una óptica. Y es que a diferencia de estas, las lentillas biónicas se introducen en el ojo para quedarse y lo hacen mediante una cirugía bastante sencilla que dura unos ocho minutos aproximadamente.

Las lentillas biónicas se insertan en el ojo en forma de solución líquida y en 10 segundos se despliegan para adaptarse al globo ocular. Cualquier persona puede realizarse una cirugía de este tipo, sin importar el grosor de los cristales que use, pero debe tener más de 25 años de edad porque las estructuras oculares están plenamente desarrolladas.

El doctor Webb, que dirige la empresa Ocumetrics Technology, ha asegurado que con su invento las personas tampoco desarrollarán cataratas, pues la lente natural se sustituye, con lo que no se puede deteriorar. Adicionalmente, se ha indicado que esta operación tendría menos riesgos que la cirugía láser ocular… Después de saber cómo funcionan las lentillas biónicas, ¿te animarías a probarlas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.