Elegir la impresora correcta puede ser una tarea complicada. Hoy día podemos encontrarlas en distintos tamaños y formas, y con varios tipos de tecnología, cada una de ellas pensada para un tipo de usuario. Para elegir una impresora es necesario adentrarnos en el océano de marcas que existen y analizar cada una de sus prestaciones para elegir la que mejor se adapte a nosotros.

Este es quizá uno de los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar una impresora. Elegir el equipo correcto depende de que identifiques cuáles son tus necesidades según tus hábitos de impresión. Obviamente no es lo mismo querer una impresora para imprimir documentos que una para fotografías, ya que existen equipos en el mercado especializados para cada tarea, aunque también existen las todo en uno.

Teniendo claro cuáles son nuestros hábitos de impresión, tenemos que analizar varios aspectos como el tipo de tecnología, la calidad de la impresión, la velocidad e inclusive los tipos de conectividad. Así que para ayudarte a encontrar el modelo ideal para ti, te explicamos algunos detalles.

Básicas Vs. Multifuncionales

Tras identificar qué tipo de usuario eres, según tus hábitos de impresión, deberás elegir si quieres una impresora básica o una multifuncional. Si no eres de los que imprimen con frecuencia y la mayor parte del material que imprimes son documentos en blanco y negro, imágenes o fotos de vez en cuando, podrías pensar en comprar una impresora básica.

Pero si por el contrario, además de imprimir, eres del tipo de usuario que saca copias o escanea, la mejor opción será una impresora multifuncional. Este tipo de impresoras son bastante populares y podemos encontrar una gran variedad de modelos.

Tecnologías de impresión: Inyección de tinta Vs. Láser

Los dos tipos de tecnología más comunes que encontramos en el mercado son las impresoras de inyección de tinta y las impresoras láser. Ambas tienen sus ventajas, aunque la elección entre una u otra depende de las necesidades de impresión de cada usuario.

Las impresoras de inyección de tinta funcionan gracias a un sistema de caída de gotas diminutas que forman imágenes, gráficos o textos. Este tipo de equipos son versátiles y son ideales para quienes quieren impresiones de alta calidad, ya que son capaces de producir textos e imágenes nítidas. El problema de este tipo de impresoras es que son mucho más lentas para imprimir, esto en comparación con las impresoras láser.

Sí, las impresoras láser imprimen a una velocidad mayor que las de inyección de tinta, esto debido a su tecnología de impresión basado en la fusión de foto conducción. Este tipo de impresoras son capaces de entregar grandes volúmenes de impresiones con una gran velocidad, con buena calidad y sin gastar mucho tóner.

Vale acotar que para el sector doméstico, la tecnología de impresión preferida es la de inyección de tinta, mientras que para el entorno profesional es la del láser. Esto tiene que ver con el hecho de que las impresoras de inyección son más económicas que las de láser, además de que los usuarios de casa tienen hábitos de impresión poco frecuentes. En cambio, para las empresas y negocios es distinto, ya que al contar con un gran número de usuarios, su volumen de impresión es mucho más alto y frecuente.

Calidad de impresión

Debes tener en cuenta que en principio la calidad de impresión dependerá del tipo de equipo que hayas elegido según tus hábitos de consumo. No se requiere la misma calidad para realizar impresiones de documentos con texto solamente que para imprimir documentos con imágenes o fotografías.

Para asegurarnos de la calidad de la impresión es importante revisar las especificaciones sobre la resolución del equipo, la cual se expresa en puntos por pulgadas (dpi). Mientras más dpi alcance una impresora, mayor será su calidad de impresión. Hoy día es común encontrar en los equipos una resolución promedio de 1200×1200 dpi de resolución real.

Pero la calidad de la impresión también depende de otros aspectos, que van más allá de la resolución. La mayoría de los fabricantes de impresoras ofrecen a los usuarios diversos métodos para ayudar a mejorar el proceso de impresión. Entre ellos podemos mencionar PerfectPictureTM, Micro PiezoTM inkket y AcuPhoto HalftoningTM, los cuales utiliza Epson, y los sistemas PhotoRET, ColorSmart y RealLife utilizados por Hewlett Packard.

Conectividad

La conectividad también es un aspecto a evaluar al momento de comprar una impresora. Si bien no es tan importante como el tipo de tecnología o la calidad de la impresión, es importante ya que de esto depende el poder establecer la comunicación entre la impresora y nuestro ordenador o cualquier otro dispositivo portátil.

El tipo de conexión más común que encontramos en estos equipos es a través de un puerto USB, una conexión rápida y práctica. También existen todavía algunos modelos que incluyen la conexión a puerto paralelo, sin embargo, lo mejor es escoger una con USB.

No obstante, hoy día contamos con otra opción mucho más práctica, la conexión inalámbrica por medio de WiFi o Bluetooth. Gracias a esta prestación, es posible imprimir desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo sin necesidad de cables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.