En la actualidad, es muy común oír la frase “si no estás en internet, no eres nadie”. Las empresas deben tener presencia ‘online’ si quieren tener éxito, captar clientes o ser reconocidas. Pero no vale con estar en internet, sino que hay que conocer sus normas para que, con tan solo dos clics, su público las encuentre fácilmente.

“Las reglas del mercado han cambiado. Si una empresa quiere tener clientes y vender su producto o servicio, tiene que estar en internet con un posicionamiento estudiado y cuidado”, explica Macarena Vayá, directora general de Sortlist España, la empresa que se dedica a establecer contacto entre agencias de comunicación, publicidad y relaciones públicas y sus potenciales clientes.

Macarena Vayá, directora general de Sortlist España

Así, desde Sortlist subrayan que, al igual que en otro ámbito, es difícil tener éxito si no se siguen una serie de reglas. Tanto si se trata de una multinacional TI como de una pequeña tienda de barrio, hay determinadas pautas que son comunes a todos los sectores y que pueden ayudar a cualquier negocio a mejorar su visibilidad ‘online’.


Te puede interesar:


Para que las empresas se incorporen adecuadamente al mundo online, Sortlist desvela cuatro puntos imprescindibles:  

1. Crear y seguir una estrategia SEO

Lo primero que hay que hacer es realizar una auditoría SEO. Con ella, la empresa descubrirá si aparece entre los primeros resultados al buscar palabras relacionadas con el negocio o si, por el contrario, su competencia está por encima. Una vez conozca su situación, estos serían los principales consejos para mejorar su posicionamiento en los motores de búsqueda:

  • Crear URLs más amigables, títulos más atractivos y una descripción del sitio con las palabras clave.
  • Incluir el certificado SSL en la web. De esta forma, se indica al usuario que es un sitio seguro.
  • Añadir en las imágenes título y texto alternativo.
  • Usar negritas a lo largo del texto.

2. Actualizar el blog de la web

Este espacio aporta valor a la compañía si se utiliza adecuadamente. Para que el blog triunfe, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Publicar contenido original que no pueda encontrarse en otro sitio. También tiene que ser interesante y útil para conseguir que las personas quieran leerlo.
  • Los posts del blog deben tener una regularidad (mínimo dos publicaciones al mes).
  • Los textos deben incluir el contacto de la empresa. Es posible que, al leer uno de estos textos, un cliente se interese por la compañía y quiere comprar sus productos.

3. Presencia en redes sociales

La forma más fácil para posicionar la web de una empresa es hacer uso de las redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn… Hay que tener en cuenta que en estas redes se encuentran miles de potenciales clientes compartiendo historias y buscando formas de satisfacer sus necesidades. Además, es una manera muy rápida y directa de establecer contacto. Para tener éxito en las redes hay que seguir dos consejos fundamentales:

  • Realizar un estudio sobre qué publicaciones funcionan mejor. Así, la marca ofrecerá un contenido interesante para sus clientes, tanto actuales como potenciales.
  • No publicar exclusivamente contenidos comerciales. Por ejemplo, si una empresa se dedica al cuidado del cabello, será interesante que suba ‘stories’ explicando cómo realizar los peinados de moda o posts con consejos para mantener un pelo sano en determinada época del año.

4. Interactuar con la audiencia

Los clientes tienen que pensar que detrás de la pantalla hay una persona. De esta forma, los usuarios se sentirán más cercanos a la empresa y habrá mejor sincronía. Para conseguirlo, Sortlist recomienda:

  • No automatizar las respuestas. Actualmente, la personalización en las comunicaciones es fundamental.
  • Usar el mismo tono que la audiencia al responder. Por ejemplo, si el usuario utiliza algún emoticono al escribir, puede ser una buena idea que la empresa incluya alguno en su respuesta.
  • Agradecer las opiniones positivas y saber gestionar las negativas.

“La presencia ‘online’ es fundamental para cualquier empresa. Sin embargo, no basta con tenerla, sino que hay que implementar todas las medidas que estén a nuestro alcance para sacarle el máximo provecho. No sirve de mucho tener una web desactualizada o una cuenta de Instagram cuyo contenido no es acorde con las necesidades e intereses de los usuarios”, concluyen desde Sortlist.

Macarena Vayá, directora general de Sortlist España

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.