En 2014 escuchamos por primera vez de los coches de Google, cuando presentaron un prototipo en el marco de la Code Conference de ese año, pero el tema no se ha quedado allí, porque la gigante del internet se ha trazado una meta en el sector automotriz, esta vez con la fabricación de coches autónomos de Google.

Los coches autónomos de Google, como su mismo nombre lo indica, no requerirían de la conducción humana para funcionar, ya que tendrían un sistema de piloto inteligente que a través de todo un complejo sistema electrónico y sensores se encargaría de llevar el vehículo.

De acuerdo a un reporte recogido por CNET esta propuesta de los coches autónomos de Google colocó en aprietos a la National Highway Traffic Safety Agency (NHTSA), agencia norteamericana encargada de la regulación de los estándares de calidad de fabricación de coches en Estados Unidos, ya que entre las reglas de producción de un automóvil seguro está que cuente con un conductor.

Las reglas cambiaron. La NHTSA debió considerar el sistema inteligente de los coches autónomos de Google como el conductor de este vehículo y en dicho caso, verificarán si todo el sistema está correctamente conectado para que este “piloto” pueda llevar el mecanismo sin ningún riesgo para sus tripulantes.

La Agencia también manifestó que en este caso, otras fabricantes tendrían luz verde para presentar sus prototipos de coches con estas características, no será sólo cosa de Google, por lo que los llevaría a considerarlos de la misma forma.

Por ahora, no todo está dicho en el tema, ya que este logro alcanzado con los coches autónomos de Google es sólo un paso dentro de la nación americana, falta el reconocimiento de otras organizaciones reguladoras, como las de Europa por ejemplo, para poder garantizar que este automóvil este recorriendo algún día las calles de Madrid.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.